5 beneficios de utilizar tejados de pizarra para tu hogar

A la hora de escoger el techo correcto para nuestro hogar surgen muchas dudas. Existen tantos modelos que parecen ser eficientes que se complica decidirse por uno en específico. Hoy, vamos a ayudarte con esto presentándote a la pizarra, un material de alta resistencia y con múltiples beneficios que describiremos a continuación.

¿Por qué utilizar tejados de pizarra?

La pizarra ha sido utilizada como material de construcción desde hace mucho tiempo debido a la facilidad para trabajarla y a la versatilidad, ya que puede aplicarse tanto en interiores como en exteriores. Una de las formas más comunes de encontrarla en el día a día es como base de los tejados y esto se debe a las siguientes ventajas:

Aislamiento

Este tipo de elemento puede verse desde dos perspectivas: térmico y acústico.

En el primer caso, es determinante a la hora de escoger un techo que permita controlar la temperatura interna del edificio. Sobre todo, se aplica en mayor instancia en los lugares donde se pasa por distintas estaciones climáticas como en el caso de España.

Este tipo de techo asegura una mejor protección contra los rayos solares en verano que es cuando se proyectan con mayor frecuencia. En el caso contrario, en invierno, facilitando que las temperaturas cálidas internas de la casa no se reflejen hacia el exterior. Por ende, actúa como un colaborador en la climatización de espacios contribuyendo, no solo al bienestar de los usuarios, sino también al ahorro de energía en cuanto al uso de aires acondicionados o calefacciones.

Con relación a lo acústico, la pizarra es un material que tiene muy buen nivel de densidad que influye, favorablemente, en el control del ruido que se genera en el exterior y se transfiere hacia el interior. De esta forma, el goteo generado por la lluvia u otros agentes no influyen mucho en tu día a día.

Durabilidad

Otro aspecto básico y fundamental es la durabilidad. Este tipo de servicios no pueden tomarse cada poco tiempo pues necesitan una inversión importante, por lo que la perdurabilidad será fundamental.

Además, los tejados son muy propensos a todo tipo de alteraciones climáticas y medioambientales como el polvo, las nevadas, el frío, los animales, entre otros. Gracias a que la pizarra proviene de una roca, es bastante fuerte para soportar todos estos elementos, asegurando que no existan daños en su estructura. Datos científicos han arrojado que este material es capaz de resistir más de cien años.

Sin embargo, esto también va muy ligado a los profesionales contratados para que lleven a cabo el trabajo. Por lo cual, te recomendamos revisar todas las opciones presentadas y valorar los que mejor se adapten a tus gustos e intereses, como los que se ven en esta web de cubiertas de pizarra.

Impermeabilidad

Si tienes problemas de humedad o hasta goteras en tu casa, podrás olvidarte de ellas con el uso de la pizarra. Y, lo mejor, es que no hace falta utilizar otros materiales para ayudarla con esta función ya que tiene un nivel muy bajo de porosidad que evita que el agua se filtre a través de su estructura y llegue a afectarla.

Otros tipos de tejados no pueden asegurar un uso tan eficiente a lo largo del tiempo, sobre todo porque tienden a ser muy vulnerables en zonas donde las bajas temperaturas son frecuentes y las nevadas ocurren regularmente. Para ellos, la pizarra puede ser una solución acertada y definitiva.

Coste

Una de mayores preocupaciones cuando decidimos realizar algún cambio en nuestro hogar referido a las construcciones, es el precio que tendremos que pagar por ello. En este caso, hay buenas noticias.

Puede que en un inicio necesites realizar una buena inversión pero obtendrás una cantidad incontable de beneficios en el largo plazo. Entre algunos de ellos tenemos:

  • No necesita complementos de decoración pues su estructura es perfectamente presentable.
  • El mantenimiento ha hacer es mínimo ya que es un material muy resistente que sufre muy poco con los agentes externos.
  • Ayuda a ahorrar en facturas de luz debido a que funciona como un conservante de las temperaturas interiores evitando que los reflejos del exterior lleguen al interior.
  • Las reparaciones, en caso de que exista algún desperfecto, pueden realizarse sobre el área afectada sin necesidad de realizar complicados movimientos en el resto de la estructura.

Amable con el medio ambiente

Debido a que la pizarra es proveniente de yacimientos naturales no necesita la aplicación de químicos u otros agentes contaminantes para su fabricación. A este hecho, se suma el primer punto a su favor en materia medioambiental.

Por otro lado, su larga vida útil, evita tener que hacer reestructuraciones muy a menudo, lo que impide usar mayores cantidades de material que puedan generar un desequilibrio ecológico importante.

Así que podemos asumir con responsabilidad que las cubiertas de pizarra, además de ser muy útiles, son respetuosas con el medio ambiente y cumplen con todos los parámetros de seguridad necesarios para formar parte de la estructura de una vivienda.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.