Agentes de La Rioja desarticulan un grupo internacional de carácter “itinerante” dedicado a sustraer los metales preciosos de los catalizadores de coches

A los cuatro detenidos se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal y hurto

Agentes pertenecientes a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, en lo que se ha denominado “Operación Escape” ha desarticulado un grupo criminal internacional con alta experiencia en la sustracción de catalizadores de coches, al que se le imputa la sustracción de más de 23 catalizadores, de vehículos en una operación en la que se ha detenido a los presuntos autores de los delitos de pertenencia a grupo criminal y hurto.

Los presuntos autores son cuatro varones, de 41, 36, 35 y 23 años de edad, procedentes todos ellos de Rumania, los cuales fuerondetenidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaria de Distrito de Retiro (Madrid) , Alcalá de Henares (Madrid),y la comisaria de Ciudad Lineal (Madrid) los integrantes actuaban fundamentalmente en la zona norte de España.

A los cuatro detenidos se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal y hurto, al formar parte de una red organizada y especializada en la sustracción de catalizadores, fundamentalmente de vehículos estacionados tanto en la vía pública como en diferentes parkings de Logroño y sobre todo, en zonas periféricas, probablemente por la existencia de vías rápidas de escape próximas para una mayor seguridad de los autores de los hechos.

Operación Escape”

La Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Brigada Provincial de Policía Judicial de esta Jefatura Superior tiene encomendada, entre otras misiones, la prevención e investigación de los delitos contra el patrimonio, y entre ellos se encuadra la sustracción de de catalizadores de los automóviles especialidad que ha florecido en los últimos años, incrementando exponencialmente su incidencia, generando alarma social por lo indiscriminado del hecho.

Desde el mes de marzo del año pasado, a raíz del aumento significativo de la comisión por parte de grupos organizados de hurtos de piezas exteriores instaladas en el sistema de combustión de los vehículo tanto diesel como gasolina denominado “catalizador”, comenzaron las investigaciones policialescuando se recibieron las primeras denuncias por parte de propietarios de vehículos a los que les habían sustraído los catalizadores, circunstancia que estaba provocando graves perjuicios a los propietarios

Los catalizadores son muy cotizados en el mercado negro

El catalizador o convertidor catalítico es una pieza que está considerada como uno de los elementos más importante de los vehículos de combustión, dado que su función es la de minimizar la contaminación ambiental, mediante la disminución de los elementos nocivos que arroja el escape, encontrándose dicho elemento alojado en el denominado tubo de escape, contando con una forma ovaladas o cilíndrica, en cuyo interior se produce la denominada catálisis, gracias a la entrada en acción de unos elementos nobles metálicos considerados metales preciosos (platino, rodio y paladio) que se encuentran impregnando su superficie y que actúan de catalizadores, acelerando los procesos químicos y convirtiendo los gases nocivos en elemento inocuos no polucionantes.

Los citados catalizador no son piezas únicas o exclusivas que puedan se usados en la generalidad de los vehículos, dándose el caso de que vehículos de idénticas marca y modelo, llevan instalados catalizadores diferentes acordes con la motorización de estos, esta variedad en los denominados catalizadores es motivo igualmente se una diferenciación en el valor de estos, precio que podría alcanzar dependiendo del modelo 5000 euros.

Dichos elementos tienen un elevado coste, lo que llevaría a pensar que los catalizadores son sustraídos para ser revendidos en el mercado negro, siendo esto incorrecto ya que la finalidad de la sustracción esta en los metales preciosos anteriormente aludidos(platino, rodio y paladio), en un catalizador estándar de dimensiones medias, suelen encontrarse unos dos gramos de paladio, en torno a cinco de platino, y unos pocos miligramos de rodio. El precio del platino se sitúa en torno a los 30 euros el gramo, el precio del paladio supera los 60 euros el gramo y por su parte el rodio se dispara hasta sobrepasar los 800 euros el gramo.

En nuestro país y por parte de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se procede al control de forma habitual y exhaustica de los centros de reciclaje de materiales a si como las casas de compra venta de metales preciosos lugares estos sin duda alguna necesaria para el tratamiento de los denominados catalizadores y la extracción de los metales preciosos y su posterior salida la mercado, lo que sin duda alguna dificulta a los autores la perfección de los hechos delictivos y con seguridad su fácil identificación y detención, conocedores de este extremo los autores, se ven en la obligación a deshacerse de los catalizadores en países en lo que el control de los citados centros no sea tan exhaustivo, como pudiese ser el caso, de los países del este de Europa y en concreto Rumania, en donde representaría mayor facilidad en la extracción de los metales y con ello la obtención del lucro motivo del ilícito, siendo estos efectos remitidos por medio de paquetería de empresas de rutas fijas entre el pasos de origen en este caso España y el país de destino Rumania.

La sustracción de los catalizadores es un procedimiento sencillo, bastaría soltar los tornillos que le unen al tubo de escape y al silenciador, pero, dado que no se busca su reutilización, es más rápido y eficaz cortar los tubos con las herramientas apropiadas.

Lógicamente la sustracción de dichos elementos es llevada a cabo en horario nocturno en lugares urbanos destinados al estacionamiento de vehículos, ya sean aparcamientos, descampados, zonas periféricas, polígonos industriales e incluso los estacionamientos generales ubicados en cualquiera de las calles de Logroño.

Dispositivo especial ante el aumento de las sustracciones

Para el esclarecimiento e investigación de estos los hechos, los investigadores en una primera fase centraron sus esfuerzos en detectar y localizar al grupo criminal que operaba en Logroño y en diferentes zonas limítrofes.

Siendo detenidos un primer grupo organizado en el mes de febrero, deteniendo a tres varones imputándoles los delitos de pertenencia a grupo criminal y hurto, al formar parte de una red organizada y especializada en la sustracción de catalizadores, recuperándose en la operación 12 de estas piezas, junto con diversas herramientas necesarias para poder desmontar los catalizadores de los vehículos, entre ellas; hojas de sierra para metal, dos gatos hidráulicos y una herramienta artesanal especialmente fabricada para la fractura de los tubos.

Segundo grupo organizado

Si bien posteriormente a esta Operación llevada a cabo en el mes de febrero se recibieron nuevamente denuncias en esta Jefatura Superior dando cuenta del funcionamiento de otro segundo grupo organizado, por lo que se elaboró un dispositivo especial para proceder a la localización, identificación y posterior detención de los supuestos responsables de estos robos, siendo detenidos en los que se ha denominado “Operación Escape”, los cuatro varones, de 41, 36, 35 y 23 años de edad, procedentes todos ellos de Rumania, los cuales fueron detenidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaria de Distrito de Retiro (Madrid) , Alcalá de Henares (Madrid),y la comisaria de Ciudad Lineal (Madrid) los integrantes actuaban fundamentalmente en la zona norte de España, siendo estas cuatro personas los autores de las veintitrés (23) denuncias recibidas en esta Jefatura Superior.

Grupo internacional itinerante especializado

Los autores de los hechos se desplazaban hasta Logroño en vehículos particulares sin hacer ningún tipo de hospedaje fin de evitar dejar el rastro llegando en ocasiones a abordar su actividad delictiva en varias localidades limítrofes en una misma noche.

Una vez que los investigadores localizaron a los responsables pudieron comprobar su alto grado de especialización, tanto en el desarrollo de este tipo de actividad delictiva, como para intentar evadir la acción policial, repartiéndose tres de ello a ejecutar directamente el ilicitico y una cuarta persona quedándose como conductora, el cual se dedicaría a dejar a los anteriores en el lugar y a recogerlos a su término, pudiendo establecer una ubicación en la que dejar escondidos los catalizadores hasta la finalización de su actividad.

Los detenidos llevaban a cabo su actividad con especial predilección por vehículos de determinadas marcas comerciales y pasaban horas en los aparcamientos buscando coches y modelos concretos para sustraer su catalizador.

Los arrestados son cuatro varones, de 41, 36, 35 y 23 años de edad, procedentes todos ellos de Rumania, teniendo los cuatro un historial delictivo por delitos contra el patrimonio, fundamentalmente por hechos similares a los relatados, se les imputan un delito de pertenencia a grupo criminal y hurto y junto con las diligencias policiales pasaron a disposición de la Autoridad Judicial.

Con estas detenciones, se da por desarticulado el grupo criminal internacional de carácter “itinerante”, dedicado supuestamente a la sustracción de catalizadores de vehículos que actuaba por distintas ciudades del territorio nacional, si bien la operación continúa abierta para esclarecer más hechos similares y no se descartan que se produzcan más detenciones, ya que, los investigadores, tienen como prioridad descubrir los lugares donde se podrían efectuar las transacciones de compra y venta de los catalizadores sustraídos, habiendo indicios de que los arrestados actuaran mediante encargo para abastecer a talleres clandestinos, o proceder a su venta en chatarrerías o en el mercado negro.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.