Alertan del nuevo procedimiento empleado en el robo de domicilios

 La Policía Nacional detecta una nueva técnica para abrir cerraduras sin forzarla

Agentes pertenecientes a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de La Rioja, han detectado el empleo de un nuevo método para abrir puertas sin forzar las cerraduras. El sistema es conocido como “impresioning “.

La Jefatura Superior de Policía de La Rioja en el marco de la Campaña de Prevención de la Dirección General de la Policía  “Plan contra el Robo en viviendas y trasteros” alerta de uno de los  procedimientos para acceder a las viviendas  mediante el método  “impresioning”. Este método consiste en colocar láminas de aluminio deformables en el interior de la cerradura con el objetivo de que queden impresas las marcas de la llave del propietario y posteriormente, con una llave maestra, poder abrir la puerta sin oposición alguna y sin dejar rastros que indiquen que la puerta ha sido forzada.

“Bumping” e  “Impresioning”

A nivel Nacional  junto con el “bumping “es el procedimiento más utilizado actualmente por los grupos organizados internacionalmente que se dedican a cometer robos con fuerza en domicilios de forma itinerante por todo el territorio nacional, para obtener copias de las llaves sin tener que contar con la original,  sin dejar rastro ni forzar las cerraduras.

Estos dos métodos son muy característicos porque con ambos se pueden obtener copias de las llaves sin tener que contar con la original y sin dejar restos ni forzar las cerraduras, lo que facilita la impunidad de los delincuentes y dificulta la investigación de los robos cometidos con estos procedimientos.

El sistema conocido como impresioning “consiste básicamente en introducir unas varillas de aluminio deformables en la cerradura para que, cuando el inquilino introduzca su llave, se forme “un molde” que se queda dentro de la cerradura. Luego, con una llave maestra que encaja en la forma de este molde, los ladrones consiguen abrir la puerta. 

Con el sistema denominado “bumping” se desbloquean los cilindros de la cerradura golpeando ligeramente una llave especial con un objeto contundente.

En las últimas operaciones llevadas por esta  Jefatura Superior se han incautado numerosas  herramientas, ganzúas y varillas de aluminio deformable con los que los delincuentes  accedían  a las viviendas. 

Métodos utilizados por los ladrones

Además, la Policía Nacional avisa de varios métodos usados por los ladrones para averiguar si la puerta de la vivienda se abre con regularidad o por el contrario está cerrada durante días.

Estos métodos son básicamente lo siguientes, comenzando por la instalación de unos palitos de madera pequeños apoyados entre el suelo y la puerta, que caen cuando la puerta se abre. Su permanencia en la posición original revela que la puerta no habría sido abierta.

Pasan desapercibidos, al igual que otro método, que es la instalación de pequeños clips de plástico transparente, entre la puerta y el marco de la misma.

Más sofisticado es el último de los casos, consistente en la utilización de hilos de silicona o pegamento que unen la puerta con el quicio, pues pueden parecer una especie de tela de araña y pasan desapercibidos. En este caso, se rompe al abrir, lo que da pistas al delincuente de que en la casa hay personas viviendo.

También hay que ser selectivos a la hora de abrir las puertas del bloque y hacerlo solo a las personas que tengamos identificadas, así como cerrar siempre la puerta con llave al salir.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.