Andreu asegura que la violencia contra la mujer “es la cara más atroz de la desigualdad” y supone una amenaza “a los cimientos de nuestro modelo de convivencia”

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha clausurado la III Jornada ’25 N. Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer’, organizada por la Delegación del Gobierno en La Rioja, poniendo el acento en el hecho de que la violencia contra la mujer es “la cara más atroz de la desigualdad y una amenaza a los cimientos de nuestro modelo de convivencia” por lo que considera que la lucha contra la violencia de género es “un deber democrático y una política de Estado”.   

Andreu ha afirmado que la historia de la humanidad demuestra constantemente que “no hay que dar nada por hecho nunca y muchos menos en un campo como el de la violencia estructural contra la mujer que afecta directamente a la mitad de la población, pero es una cuestión de todos y todas por ser una materia de derechos humanos”.

Ha asegurado que “tras las cifras inaceptables de la violencia de género, hay vidas truncadas, nombres y rostros. Y hay causas. La violencia contra las mujeres se erige sobre un sistema sociocultural patriarcal y machista que no respeta ni reconoce a la inmensa mayoría de esa sociedad, más de la mitad, que somos las mujeres”.

La responsable del Ejecutivo riojano ha defendido que la violencia contra la mujer “no es una cuestión privada de pareja, no es violencia doméstica, sino que es un fenómeno social y una amenaza a los cimientos de nuestro modelo de convivencia” y ha mostrado su preocupación por la “amenaza creciente de los que niegan la violencia de género y pretenden el retroceso en los derechos de las mujeres, un fenómeno preocupante que está creciendo en todo el mundo, también en España, y que va, poco a poco, calando en la sociedad”. Frente a los que “alzan la voz contra las mujeres y contra nuestra lucha por la igualdad” ha contrapuesto la voz de “los demócratas, la voz de la razón, la de quienes trabajamos por una sociedad mejor porque, cuando uno es demócrata, se está contra la violencia, no se buscan excusas para negarla”.

A su juicio, “acabar con la existencia de una violencia estructural contra las mujeres solo por ser mujeres es responsabilidad de todas y todos” y para conseguirlo resulta clave “la unidad y coordinación de todos los poderes del Estado, de las Administraciones Públicas, de la sociedad al completo y de todos los instrumentos de los que dispone unas instituciones democracia democráticas y modernas”.

Ha manifestado que en la comunidad se ha avanzado con la nueva “y vanguardista” Ley contra la Violencia de Género de La Rioja, aprobada por el Parlamento el pasado 15 de septiembre y que termina con el hecho de que “éramos la única comunidad de España si una específica”, así como con instrumentos como “los nuevos protocolos de protección a las víctimas de violencia de género en servicios sociales, con la formación y con el aumento de los recursos en materia de protección a la víctima en el ámbito de la Administración de Justicia”.

“En todos y cada uno de los frentes donde haya que luchar contra la violencia y las discriminaciones de género estará este Gobierno de La Rioja. Y lo estará, además, utilizando, sin ningún complejo, todas las herramientas competenciales que tiene a su disposición para defender los derechos humanos, para proteger a las víctimas y para seguir avanzando en la igualdad entre hombres y mujeres”, ha concluido su intervención. 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.