Antonio Coll Cerrajeros explica cómo protegerse ante la técnica de impresioning

Los robos a casas y otras propiedades bajo la técnica denominada impresioning han venido cobrando fuerza en los últimos meses. Según estadísticas de las autoridades, es una de las principales formas de burlar la seguridad de las puertas de viviendas y comercios sin necesidad de forzar las cerraduras y, lo que es más importante, sin dejar rastro.

El especialista en cerrajería Antonio Coll admite que es una técnica de intrusismo realmente preocupante. No obstante, también señala que el auge que ha cobrado este procedimiento ha motivado a cerrajeros, como él, a tomar medidas para proteger a sus clientes.

Una técnica de robo peligrosa y en auge

Antonio Coll Cerrajeros, como reputada empresa de cerrajería en Mallorca, indica que, como en el resto de España, el problema de los robos bajo esta modalidad ha ido incrementándose en la isla. Explica que su simplicidad, que consiste en utilizar láminas de aluminio en la llave para ‘imprimir’ sus muescas originales, ha hecho ganar adeptos a la carrera. Se trata de un procedimiento que puede abrir una puerta en cuestión de segundos y sin necesidad de forzarla.

El problema ha tomado tales dimensiones que, en diferentes regiones de España, la Jefatura Superior de Policía ha lanzado una alerta a sus habitantes. Es más, es un tema que tiene implicaciones penales debido a que, en teoría, los ladrones no tienen la necesidad del ‘uso de la fuerza’ para robar. Este detalle, dice Antonio Coll, marca una diferencia importante en el tratamiento que se le da estos casos en el Código Penal vigente.

Las medidas para evitar ser víctima del impresioning

De la misma manera que ha cobrado relevancia esta técnica de robo, cerrajeros como Antonio Coll han reaccionado para que sus clientes puedan contrarrestar los riesgos con la protección de sus viviendas. La primera recomendación es usar siempre cerraduras de última generación, cuanto más viejo sea el sistema de seguridad de una entrada a la vivienda, más expuesto está a esta modalidad de intrusismo y a posibles hurtos.

En este sentido, Antonio Coll afirma que una buena alternativa es el uso de las actuales cerraduras antimpresioning. La gran diferencia de este tipo de cilindros se aprecia en la llave, sus pines, regatas y elementos móviles son la clave y lo que permite que no se pueda copiar sus muescas y hacer una llave maestra del bombillo.

Otra medida a tomar en consideración es el de la instalación de cerraduras electrónicas, ya que con estos sistemas el calco de la llave es una misión imposible para los ladrones. Adicionalmente, si se combina este tipo de tecnología con una puerta acorazada, el resultado será un blindaje imposible de violar por parte de extraños.

El especialista concluye con la medida disuasiva más potente contra el intrusismo, que es el mantenimiento con regularidad de la cerradura. Para quienes aún conservan una cerradura obsoleta, Antonio Coll Cerrajeros recomienda estar atentos a la forma de torsión de sus llaves dentro del bombín. Si el giro se vuelve más difícil, esto podría ser signo de que algo extraño puede haber al otro lado de la puerta.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.