Aprovechar al máximo la energía solar también durante el invierno

El sol puede aportar la energía que se necesita durante todo el año. Por ese motivo, el invierno es también una época del año a tener en cuenta y no es nada desdeñable la energía del sol que se puede obtener en esta época invernal.

En este contexto se evidencia cómo el invierno es también un buen momento para considerar y llevar a cabo la instalación de paneles solares tanto en el caso de una vivienda unifamiliar como en una empresa. De esta manera, las personas estarán preparadas y tendrán la instalación perfectamente concluida para cuando se acerquen los meses de mayor producción. Además, los trámites para legalizar la instalación que se realizan con los organismos competentes suelen tardar algunas semanas, incluso algún mes dependiendo del caso, por lo que si se hace la instalación durante los meses fríos, las personas se asegurarán de tener la instalación de autoconsumo en regla para que las comercializadoras puedan compensar por los excedentes generados.

Como se sabe, el precio actual de la energía mantiene alerta a todos los usuarios, que actualmente son mucho más cuidadosos con los consumos tanto dentro del hogar y de la empresa. Ser conscientes de ello y tratar de hacer un buen uso de la energía es algo positivo para el bolsillo y también para el cuidado del planeta, reduciendo la huella de carbono.

Contar con una instalación fotovoltaica ofrece muchas ventajas, una de ellas es también tener la tranquilidad de saber que las fuertes subidas de la luz no afectarán al bolsillo, por lo que las personas pueden relajar la angustia por la presión energética que sufren.

Existen múltiples opciones a considerar a la hora de optar por una u otra tecnología. Desde KEIKEN pueden ofrecer prácticamente todas las soluciones en el mercado, pero la recomendación principal es decantarse por el sistema SolarEdge.

La tecnología actual permite sacar partido a la producción de energía solar también durante el invierno. Los paneles son ahora mucho más eficientes incluso en días nublados y, si a esto se suma la tecnología de SolarEdge, se maximizará el rendimiento de la instalación fotovoltaica. Las ventajas de este sistema son numerosas, pero es principalmente destacable la utilización de optimizadores que hacen que cada panel produzca energía de manera independiente. Es decir, si uno de los paneles tiene alguna mancha o recibe en ese momento una sombra puntual de una nube, una hoja o paloma que se posa sobre él, o cualquier otra incidencia, eso no perjudicará a la producción del resto de los paneles.

Al realizar el dimensionamiento de la instalación inicial para ajustarlo a las necesidades del cliente, conviene sobredimensionar la instalación teniendo en cuenta la diferencia de producción entre los meses de invierno y verano. En términos generales, dependiendo de otros factores como la orientación e inclinación del tejado se puede estimar que la diferencia entre el mes menos favorable del invierno se producirá una tercera parte de la energía que se producirá en el mes más favorable del verano. Por ello, de cara a conseguir un buen dimensionamiento y una buena rentabilidad de la inversión interesa contar con algunos paneles adicionales que acerquen a cubrir el consumo en invierno y generen excedentes en verano que luego compensarán y bonificarán en la factura mensual.

En todo este proceso, es crucial contar con profesionales con experiencia que realicen un estudio personalizado que incluya tanto el análisis del emplazamiento de la instalación, así como de la rentabilidad y análisis financiero. Disponiendo de esta información, es sencillo comprobar el periodo de amortización y ver el ahorro en su bolsillo durante todo el año, ya que incluso con nubes, el sol brilla todo el año.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.