Aprueban provisionalmente la modificación del PGM en el antiguo Maristas, ordenando los usos residenciales y los nuevos usos públicos

La Junta de Gobierno ha dado un paso más y de gran importancia dentro de la tramitación de uno de los proyectos más determinantes para la reactivación de una de las zonas más emblemáticas y céntricas de la ciudad: el Paseo de las Cien Tiendas. Se trata de la aprobación provisional de la modificación puntual del Plan General Municipal en el solar antes ocupado por el colegio de los Hermanos Maristas, el instrumento de ordenación de los usos privados residenciales y de los nuevos usos públicos (fundamentalmente una nueva plaza abierta a Ciriaco Garrido y el centro deportivo municipal en lo que era el antiguo polideportivo).

Dentro de este objetivo general, hay otros elementos destacados sobre los que pivota la ordenación y el diseño urbano de esta gran parcela como son la protección e integración de edificio histórico -con frente a la calle Presidente Calvo Sotelo- o la ampliación de la acera en avenida de Colón a través de un soportal, además de nuevos espacios de cesión para viario público.

El portavoz de la Junta de Gobierno, Miguel Sainz, ha valorado la propuesta como “muy positiva para la ciudad y sobre todo para este entorno que padeció especialmente el traslado del colegio, al agravarse su efecto por la crisis económica”. Asimismo, ha señalado que “es fruto de un arduo trabajo por parte de los técnicos municipales y los de la propiedad, un asunto de gran complejidad cuyo resultado estamos seguros va a ser muy satisfactorio para los vecinos y el conjunto de los logroñeses”.

Los principales objetivos que se persiguen son: -1. Revitalización y fomento de la actividad económica de la zona -2. Obtención de nuevas dotaciones públicas (plaza, centro deportivo y soportales) para recuperar la actividad cívica. -3. Conservación del edificio histórico (fachadas y cerramiento) y su integración en el ámbito residencial. -4. Recuperación de la alineación en avenida de Colón y la ampliación de su anchura mediante unos soportales. -5. Revitalización de la actividad social, cultural, deportiva, económica: mediante la división de la manzana de Ciriaco Garrido (plaza pública), soportales, centro deportivo y la obligatoriedad de en determinados ámbitos de “edificabilidad en planta baja, no vivienda”, que puede dar origen a locales comerciales. -6. Mejora del diseño urbano a través de una reordenación volumétrica del uso residencial, vinculado a los nuevos espacios públicos de cesión, dotándolo de viviendas con tipologías actuales y favoreciendo la diversificación de actividades en planta baja. A estos efectos, se divide la manzana actual en dos submanzanas articuladas por los espacios de nueva ordenación (plaza y dotación pública). Tomando el frente de Ciriaco Garrido, hacia el Este se establece una edificación en “U” entre la nueva plaza, Ciriaco Garrido y Colón y acogiendo en su interior un espacio libre privado. Esta edificación tiene una altura de baja más siete; excepto en el encuentro entre los espacios libres público y privado que presenta un volumen de baja más uno. En esta submanzana se sitúa también una nueva construcción que integra el edificio histórico, con baja más seis. Hacia el Oeste, un nuevo bloque en “L” que da continuidad a la edificación actual, también de baja más seis. -7. Mejorar la viabilidad de la actuación. Bajo estos parámetros, se contemplan un total de 1.895,06 metros cuadrados para dotaciones públicas de usos deportivos y culturales; 1.369,89 metros cuadrados para la nueva plaza pública y 333,16 metros cuadrados para ampliar avenida de Colón. Para usos privados asociados a viviendas se establece una edificabilidad de 22.822,49 metros cuadrados techo.

Como ha informado Miguel Sainz, el documento que ha sido aprobado provisionalmente incluye alguna variación respecto al que fue aprobado inicialmente en octubre del año pasado; cambios fruto de alegaciones que fueron presentadas en el periodo establecido para ello y que ha sido aceptadas.

Fundamentalmente fueron impulsadas por vecinos del entorno y se han concretado en: 1.- Ampliación de la ordenanza: con nuevas precisiones en el edificio histórico para la conservación de las fachadas y cerramiento; prohibición de vuelos a la calle en el edificio en “U” y nuevas condiciones de diseño en el conjunto residencial al este de la nueva plaza. 2.- Se amplían las cesiones entre avenida de Colón y Presidente Leopoldo Calvo Sotelo para ganar más espacio público. 3.- Ajustes volumétricos en el frente oeste de la nueva plaza, para la posible ampliación futura del centro deportivo que se retranquea un poco respecto a las viviendas y limita un poco su altura.

Tras el avance que supone la aprobación provisional, la tramitación continuará con la remisión del proyecto a la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Gobierno Regional (COTUR) que deberá informarlo para posteriormente ser de nuevo remitido al Ayuntamiento para su aprobación definitiva por parte del Pleno.

A partir de ahí comenzarán a contar los plazos que se establecieron en el convenio urbanístico firmado por la propiedad con el Ayuntamiento y en el que -como ha recordado Miguel Sainz- “se establecían unos compromisos temporales para garantizar a la ciudad la ejecución de este proyecto con la mayor agilidad posible, teniendo en cuenta la importancia del mismo pero también su gran complejidad”. En concreto, el portavoz ha señalado un plazo de entre 6 y 9 meses para que la propiedad pueda ya pedir licencia de obras.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.