CaixaBank publica el diagnóstico estratégico de la economía de La Rioja

El estudio destaca la conveniencia de aprovechar e intensificar las fortalezas actuales de la comunidad, sin dejar de afrontar las debilidades más acusadas y las principales amenazas a las que se expone. La presentación ha contado con la presencia de Isabel Moreno, directora de la territorial Ebro de CaixaBank; Enric Fernández, Economista Jefe de CaixaBank; Diego Vizcaíno, socio director de Economía Aplicada en AFI y la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu.

CaixaBank ha publicado hoy el número decimocuarto de la Colección Comunidades Autónomas que elabora CaixaBank Research, correspondiente a la economía de La Rioja. Esta serie de publicaciones tiene como objetivo contribuir al conocimiento de la realidad económico-territorial de las distintas regiones que conforman el conjunto de España, a través de la realización de diagnósticos estratégicos que estudian cada uno de los principales componentes socioeconómicos regionales de forma individualizada.

La presentación del informe ha contado con la presencia de Isabel Moreno, directora de la territorial Ebro de CaixaBank, que ha inaugurado la jornada; Enric Fernández, Economista Jefe de CaixaBank, quien ha presentado el Diagnostico Estratégico de la comunidad riojana; Diego Vizcaíno, socio director de Economía Aplicada en AFI, la consultoría encargada de elaborar el informe y la presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, que ha clausurado el acto.

Todos ellos han destacado la importancia de contar con un estudio que, a diferencia, de otros que están basados en datos coyunturales, pretende ir más allá y centra su análisis en el núcleo estructural de la economía riojana. Para Isabel Moreno, Directora Territorial Ebro de CaixaBank “La Rioja está bien preparada para el desafío al que nos enfrentaremos a partir del año que viene, tras la pandemia de la Covid-19”, y ha destacado “la labor de los empresarios y de las empresas, como piezas clave para la recuperación económica, generadoras de riqueza y empleo estable a largo plazo”.

El diagnóstico estratégico territorial de La Rioja realiza un análisis para conocer en profundidad las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de la comunidad, con el objetivo de contribuir de manera efectiva al debate actual de la región y proveer  soluciones que permitan a La Rioja avanzar hacia un sistema productivo más eficiente y sostenible que amplíe las oportunidades de empleo y riqueza.

Siguiendo la metodología de los volúmenes anteriores, a través de la cual se ha contado con el apoyo de estadísticas e informes oficiales, programas institucionales en curso y opiniones de destacados actores empresariales, sociales e institucionales de la región, se han analizado los principales componentes socioeconómicos de La Rioja, haciendo hincapié en los procesos demográficos, territoriales, económicos, tecnológicos y medioambientales. 

Fortalezas y oportunidades de la economía de La Rioja

Las conclusiones de este estudio ponen de manifiesto los principales retos a superar por La Rioja, poniendo en valor y explotando sus fortalezas, como son el liderazgo del sector vitivinícola, la especialización en la industria manufacturera y el dinamismo del sector exterior, sin dejar de afrontar las debilidades más acusadas y las principales amenazas a las que se expone la región, como son el reto demográfico, la insuficiente proyección del sistema de innovación regional en el tejido empresarial o la necesidad de potenciar la innovación en las empresas manufactureras para incorporar talento. 

La región debe continuar apostando por la innovación para consolidar los buenos datos del sector exterior de la última década y de la resiliencia de los sectores clave de la región, como el vino, la alimentación o el calzado, y así garantizar una destacada competitividad futura de los sectores tractores riojanos. 

En este sentido, la región cuenta con un sistema de innovación y conocimiento destacable, encabezado por la Universidad de La Rioja y los centros científico-tecnológicos, y ha emprendido numerosas acciones para favorecer los procesos de digitalización y adaptación a la revolución tecnológica de la Industria 4.0. y difusión de tecnologías habilitadoras. Las instituciones públicas y empresariales de la región también se han implicado en los retos que conlleva dicha adaptación. No obstante, es preciso movilizar más recursos para relanzar la política de I+D+i regional, seguir incidiendo en la interconexión de este ecosistema para que las iniciativas no se diluyan, intensificando la trasferencia tecnológica y la agrupación de las empresas en estructuras clúster. 

El desarrollo de las actividades emergentes de base tecnológica (TIC, biotecnología, nanotecnología, etc.) pueden servir de punta de lanza para la innovación de los sectores tractores de la economía riojana.

El crecimiento del sector exterior, aparte de confrontar los riesgos coyunturales, va a depender del éxito de las estrategias de internacionalización, tanto en la faceta de diversificación de los mercados de exportación (que reduzca la actual vulnerabilidad y amplíe las oportunidades geográficas), como en la atracción de inversiones y proyectos productivos que contribuyan a la reindustrialización regional.

El cuidado del medio ambiente y el sector de la economía verde, en consonancia con el reconocimiento como región vitícola, favorecen la marca regional. Dicha confluencia pasa por potenciar la agricultura ecológica, integrada y los productos de calidad, la preservación de los paisajes ecoculturales y enológicos, la gestión sostenible de los espacios protegidos y de la Reserva de la Biosfera, la especialización eólica y otras renovables, el autoconsumo energético y el desarrollo de la producción circular. Pero también pasa por prepararse para un escenario de cambio climático y aplicar medidas para descarbonizar la economía. 

El pequeño tamaño y condición de comunidad uniprovincial favorece la cercanía de la administración y de los agentes socioeconómicos. Pero conlleva una reducida escala o masa crítica para afrontar los grandes retos descritos (sociodemográficos, de infraestructuras y articulación territorial, productivos y tecnológicos, internacionalización, ambientales y climáticos). Para ello, es indispensable construir alianzas interregionales (empezando por los territorios próximos líderes en innovación) y profundizar la proyección de las empresas riojanas en los espacios nacional y europeo.

Una radical mejora de la accesibilidad del transporte y la digitalización del medio rural, junto con el refuerzo de las funciones de articulación de las cabeceras comarcales y subcomarcales, puede contribuir a revertir el declive socioeconómico en parte del territorio (especialmente en las áreas serranas periféricas). En este sentido, el balance estratégico del estudio plantea recomendaciones o guías de acción que puedan ser de utilidad para las iniciativas de desarrollo de los agentes regionales. 

La colección Comunidades Autónomas es una de las publicaciones de investigación económica de CaixaBank Research. Todas sus publicaciones están disponibles en www.caixabankresearch.com y el estudio “La economía de la Comunidad Autónoma de La Rioja: diagnóstico estratégico” puede consultarse en:/http://www.caixabankresearch.compublicaciones/comunidades-autonomas

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha clausurado el acto exponiendo los proyectos estratégicos que impulsarán a la regió como convertir a La Rioja en la capital digital del español con el proyecto Valle de la Lengua; posicionar a La Rioja como la ‘enorregión’ por excelencia a nivel mundial; crear la Ciudad del Envase y el Embalaje.  Un Plan de Digitalización de La Rioja que incluye un pograma para extender la banda ancha a todos los municipios y polígonos industriales de la región. 

Proyectos que aspiran a ser financiados con los recursos que la UE ha puesto en marcha y que han tenido una gran acogida por los ministros del Gobierno de España. 

A su vez, la líder del Ejecutivo ha resumido el trabajo que el Gobierno de La Rioja ha realizado para suavizar el impacto de la pandemia: “Hemos abordado una gestión efectiva de los ERTES, elaborado un Plan de Reactivación Económica para La Rioja dirigido a todas las empresas y a todos los trabajadores autónomos de la región, y se ha puesto en marcha un plan de rescate, con una inversión de 15 millones de euros. Todo ello realizado con un diálogo permanente con la patronal y sindicatos”.

La líder del Ejecutivo ha ponderado de forma positiva los Presupuestos Generales de La Rioja del próximo curso, y ha aseverado que La Rioja tiene un “futuro de progreso”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.