Calahorra apoya la moratoria impulsada por el Gobierno de La Rioja sobre la apertura de casas de apuestas

Foto archivo

El Consejo de Gobierno ha decidido acometer la planificación urgente, temporal y transitoria de un acuerdo, con una duración prevista de máximo seis meses, de las autorizaciones de salones de juego y casas de apuestas en el territorio de la Comunidad Autónoma de La Rioja como medida previa a la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas para 2020.

Con esta medida, que limita el número de autorizaciones, se establece una moratoria que impide la proliferación de estos establecimientos mientras se acomete una reforma legal que establezca límites más claros a la actividad.

Actualmente en Calahorra existen 4 casas de apuestas que cuentan con licencia del Gobierno de La Rioja para el desarrollo de su actividad, tres de ellas ubicadas prácticamente en la puerta de centros educativos. Además existe otro establecimiento pendiente de tramitación así como varias consultas urbanísticas para la implantación de otros en Calahorra.

El Ayuntamiento es sensible a la problemática que puede generar este tipo de instalaciones en la juventud y, por tanto, beligerante contra su instalación. Por este motivo, durante las pasadas semanas, desde el Ayuntamiento de Calahorra se ha estado estudiando las implicaciones de los criterios que el Gobierno de La Rioja venía aplicando para el otorgamiento de estas licencias. Unos criterios que tanto los actuales responsables de la Consejería de Hacienda y la Dirección General de Tributos como el Ayuntamiento de Calahorra entendían insuficientes para limitar la proliferación de casas de apuestas y su ubicación en el entorno de centros de enseñanza.

La Alcaldesa de Calahorra trasladó su preocupación a la Dirección General de Tributos, preocupación que ha obtenido una respuesta satisfactoria. Existe total sintonía entre las dos administraciones en la preocupación por la proliferación de estos establecimientos y su implicación en el aumento de las adicciones al juego, en especial entre la población más joven.

La primera consecuencia de la medida adoptada por el Gobierno de La Rioja es que el establecimiento previsto en la calle Bebricio en las cercanías del Colegio Quintiliano y el Centro Joven Municipal no recibirá autorización. Un establecimiento que había generado alarma en el entorno por su cercanía con los mismos. Confiamos en que la nueva normativa que pretende aprobar el Gobierno lo impida definitivamente.

Desde el Ayuntamiento de Calahorra agradecemos la sensibilidad mostrada por el Gobierno de La Rioja que ha tomado medidas claras y concretas en beneficio de la defensa de la salud pública.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.