Capellán anuncia que los 1.600 autónomos colaboradores contarán con una orden específica de ayudas directas a lo largo de este año

Publicidad

El presidente del Gobierno de La Rioja, Gonzalo Capellán, ha anunciado en sede parlamentaria que los 1.600 autónomos colaboradores de nuestra Comunidad también podrán beneficiarse de las ayudas directas previstas en el Plan de Incentivo al Trabajo Autónomo de La Rioja, a través de una orden específica que se aprobará a finales de este año.

 

El jefe del Ejecutivo autonómico ha destacado hoy, 4 de abril, en su intervención en el Pleno del Parlamento regional que, “en apenas diez días, casi 1.800 trabajadores autónomos de La Rioja han solicitado ya en la ADER sus ayudas directas de 2.700 euros”. Capellán ha incidido en que dicha cifra representa “más de una tercera parte de los potenciales beneficiarios -unos 5.000- en esta primera convocatoria”, cuyo plazo, cabe recordar, no finaliza hasta las 14:00 horas del próximo 5 de julio.

 

El presidente ha valorado que este “éxito” en la presentación de solicitudes obedece a la “máxima simplificación administrativa” introducida en la solicitud de ayudas con el objetivo de facilitar su tramitación por parte de los trabajadores. Gracias a esta simplificación, tal y como ha adelantado el presidente, las ayudas van a comenzar a hacerse efectivas, a los beneficiarios que ya la han solicitado, “a partir de la segunda quincena de este mismo mes de abril”.

 

El Boletín Oficial de La Rioja (BOR) publicó el pasado 25 de marzo la primera convocatoria de ayudas directas prevista en el Plan de Incentivo al Trabajo Autónomo de La Rioja. Desde ese día y hasta el 5 de julio a las 14:00 horas, todos los trabajadores autónomos personas físicas menores de 30 años y con 60 años o más, que estén inscritos en el RETA, acrediten domicilio fiscal en La Rioja y al menos un año de actividad, pueden solicitar la subvención directa de 2.700 euros en la página web de la ADER. Una convocatoria de ayudas pionera en la que se incluye, por primera vez, a agricultores y ganaderos.

 

El objetivo del Gobierno de La Rioja en esta primera convocatoria, a la que se destinan 13 millones de euros, es ayudar a los autónomos más jóvenes durante el inicio de su camino emprendedor, sobre todo de cara a un segundo año crucial para la consolidación de su proyecto; y, por otro lado, a aquellos que han estado cotizando muchos años y se merecen un último impulso para alcanzar la edad de jubilación.

 

Por otro lado, la segunda convocatoria se activará el 7 de julio de 2024 y beneficiará a más de 10.000 trabajadores autónomos de entre 30 y 59 años con ayudas directas de 2.100 euros. En 2025, podrán optar a esta novedosa línea de ayudas los autónomos societarios cuya base liquidable en el IRPF sea inferior a 60.000 euros, autónomos que no hayan alcanzado un año de actividad durante las dos primeras convocatorias y trabajadores mutualistas.

 

Deducciones fiscales “muy positivas” en materia deportiva y en vivienda

Del mismo modo, en respuesta a una pregunta parlamentaria sobre las novedades fiscales introducidas por el Ejecutivo regional en la campaña de la Renta 2023, Gonzalo Capellán las ha calificado como “muy positivas” en el marco de un modelo fiscal muy diferente al de la pasada legislatura. Así, ha señalado que los riojanos ya pueden comparar dos modelos: “el pasado que les abrasaba a impuestos y otro, el actual, que busca aliviar la situación económica de las familias”.

 

En este sentido, uno de los grandes objetivos del Ejecutivo para esta legislatura es convertir a La Rioja en la Comunidad Autónoma en la que menos impuestos se paguen. Con ese propósito, ha recordado que en la campaña de la renta que comenzó ayer, los contribuyentes riojanos podrán ahorrarse “un total de 10,9 millones de euros gracias a las nuevas deducciones fiscales que ha aprobado este Gobierno”.

 

Entre ellas, ha destacado la rebaja a las familias por el desembolso en la práctica deportiva, una medida en la que La Rioja ha sido pionera en el conjunto del país y que permite a las familias deducirse un máximo de 300 euros; así como las nuevas deducciones para paliar la subida de las hipotecas de quienes compraron su casa a partir de 2013, que en total pueden llegar a suponer un ahorro de 750 euros.

 

Otro de los pilares de la intensa agenda de reducción de impuestos impulsada por el Gobierno de La Roja es la rebaja generalizada de tres puntos en todos los tramos del IRPF (0,5 por cada uno de los seis primeros tramos) y dos puntos adicionales (cuatro en total) a todos los contribuyentes riojanos con ingresos inferiores a 40.000 euros, tras la adaptación de la tarifa autonómica del impuesto. Una ambiciosa rebaja ya aprobada, que se visualizará en la declaración de la Renta el próximo año, y que convertirá a La Rioja en la Comunidad con menor tributación del país para las rentas medias.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.