Centro Médico El Pilar cuenta con personal capacitado para la aplicación de plasma rico en plaquetas facial

Publicidad

Cambiando su estructura con la aparición de las primeras arrugas y líneas de expresión, los primeros signos de envejecimiento de la piel surgen con el paso de los años.

Afortunadamente, hoy en día, es muy fácil combatir los signos del paso del tiempo con tratamientos estéticos como el de bioestimulación con plasma rico en plaquetas facial, también conocido como PRP.

Centro Estetica el Pilar cuenta con personal altamente capacitado para la aplicación de este novedoso tratamiento que se realiza con el plasma del mismo paciente.

Las características del tratamiento con plasma rico en plaquetas facial

La bioestimulación con plasma rico en plaquetas facial es un tratamiento novedoso que consiste en infiltrar PRP en las zonas del rostro que requieran más firmeza y flexibilidad, dando como resultado una piel más suave, tersa y luminosa. Este tratamiento se realiza a partir del plasma rico en plaquetas extraído de una muestra de sangre centrifugada del mismo paciente.

El PRP contiene abundantes factores de crecimiento que ayudan a que se generen nuevos vasos sanguíneos en la zona infiltrada que llevan más nutrientes a la misma, favoreciendo la regeneración de células y fibras, como el colágeno y la elastina, que le dan consistencia a la piel.

Antes de realizar el tratamiento de plasma rico en plaquetas facial, hay que acudir a una primera consulta, donde el médico estético realizará la historia clínica del paciente y una valoración, en la que determinará el número de sesiones necesarias. Por lo general, se realizan tres sesiones con un mes de por medio entre cada una. Luego, se recomienda realizar una sesión de mantenimiento anual.

Cuidados de la piel después de una sesión estética con PRP

Para obtener mejores resultados luego de la aplicación del tratamiento con PRP, es necesario seguir una serie de cuidados especiales durante los primeros días, como evitar la exposición al sol o utilizar una loción con factor de protección alto en caso de tener que salir. De igual forma, no se debe someter la piel a fuentes directas de calor, como el uso de secadores. Tampoco se debe realizar ejercicios de alto impacto. La ducha debe ser rápida y con agua templada.

En cuanto al consumo de medicamentos, el paciente recibirá las indicaciones del médico en la evaluación previa a la aplicación del PRP. En principio, tanto los antiinflamatorios como los anticoagulantes están prohibidos. También se debe evitar fumar o consumir bebidas alcohólicas.

Tras la aplicación del PRP, es normal que la zona esté sensible, enrojecida o incluso inflamada; por eso, se debe tener especial cuidado, evitar el uso de maquillaje, no tocar la zona tratada y mucho menos rascar la piel. Para aliviar la sensibilidad, se recomienda enfriar la zona aplicando hielo de manera indirecta. A la hora de dormir, el paciente debe acostarse boca arriba para evitar tocar la zona tratada.

A través de su página web, Centro Médico El Pilar pone a disposición de las personas un formulario de contacto a fin de solicitar una primera consulta de evaluación gratuita, para la aplicación del tratamiento de plasma rico en plaquetas facial.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.