¿Cómo ayudan las terapias alternativas a las personas mayores en las residencias?

Cuidar la salud física y psíquica de los adultos mayores requiere de la atención de un equipo multidisciplinar que pueda ofrecerles distintos tratamientos que permitan mejorar su calidad de vida y potenciar su autonomía. En este aspecto, las terapias alternativas pueden complementar y ampliar las posibilidades de la medicina tradicional para facilitar la recuperación y la asistencia a los ancianos. Para ello, Amavir cuenta con 41 residencias de ancianos en las que ofrece cuidados de máxima calidad, además de distintos tipos de terapias alternativas para favorecer el desarrollo cognitivo y físico de los adultos mayores.

Beneficios de las terapias alternativas en los ancianos

En la actualidad, las residencias de ancianos otorgan cada vez más importancia a las terapias alternativas a la hora de mejorar la autonomía, la autoestima y las habilidades de los adultos mayores. De esta forma, existen diversas disciplinas que pueden aplicarse al cuidado de las personas de la tercera edad, las cuales son beneficiosas para su bienestar físico y mental. Tal es el caso de la musicoterapia, una técnica que puede reducir el dolor y minimizar la ansiedad, propiciando la relajación de los pacientes, a la vez que promueve la socialización.

Por otra parte, los encuentros intergeneracionales permiten crear vínculos con personas de otras edades, estimulando el aspecto cognitivo y la memoria, además de posibilitar el aprendizaje acerca de las nuevas tecnologías. A su vez, otra terapia que apunta a evitar el deterioro cognitivo, mejorar las relaciones sociales de los ancianos y aliviar el estrés es la estimulación sensorial a través de sonidos, elementos visuales, olores y experiencias táctiles.

¿Qué terapias alternativas ofrece Amavir?

En orden de facilitar la recuperación y la asistencia a los mayores, las residencias de ancianos Amavir incorporan diferentes terapias alternativas para favorecer su desarrollo físico y cognitivo. Se puede destacar la terapia asistida con animales, que permite fortalecer a los ancianos a nivel emocional, mejorando su estado de ánimo y aumentando su motivación. Además, este tipo de tratamiento implica la realización de movimientos y desplazamientos que fortalecen la motricidad y la salud física de los pacientes.

Al mismo tiempo, la compañía realiza talleres de cocina con el fin de fomentar la creatividad y la motivación de los residentes, reduciendo su aislamiento y estimulando sus habilidades sociales. Del mismo modo, se incentiva la atención, la memoria y la concentración de forma lúdica.

Con más de 35.000 familias que han confiado en sus servicios durante los últimos 25 años, Amavir ofrece una atención integral y personalizada destinada a cubrir todas las necesidades de las personas mayores, con equipos comprometidos en su bienestar, en instalaciones modernas y confortables.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.