¿Cómo ayudar a un cocainómano? Grupo Mentalis lo explica

Publicidad

La cocaína es una droga altamente adictiva, que tiene efectos devastadores. Altera el normal funcionamiento de las estructuras vitales, como son la familia, la salud, la economía y el trabajo, afectando no solo a quien la usa, sino también a su entorno inmediato.

Cómo ayudar a un cocainómano es un proceso muy complejo, pero que puede facilitarse con ayuda de profesionales. En Grupo Mentalis ofrecen programas terapéuticos, tanto ambulatorios como residenciales, dependiendo de las necesidades de cada paciente.

¿Cómo ayudar a un cocainómano?

El primer paso para ayudar a un adicto a la cocaína es crear consciencia sobre su situación. Este punto es el más importante, debido a que si no reconoce su problema estará en predisposición de querer cambiar. Entonces deben conocerse los síntomas y las características de la adicción a la cocaína. Físicamente, puede presentarse un sangrado de nariz habitual, la pérdida del sueño o el apetito y cambios inexplicables en el comportamiento. A nivel mental, es posible que sufra ansiedad, depresión, mal humor frecuente, irritabilidad, paranoia y alucinaciones.

Otro punto fundamental es no juzgarle por su condición. Es necesario mantener con el adicto una conversación asertiva, para que se dé cuenta del gran apoyo que tiene. Se debe intentar crear un ambiente de confianza para que no tenga miedo ni la sensación de ser juzgado.

Una vez creado el ambiente de confianza, es recomendable animarle a buscar la ayuda de profesionales. No existen medicamentos para curar la adicción a la cocaína, pero sí tratamientos de psicoterapia que ayudan a sobrepasar el síndrome de abstinencia y superar la situación de la mejor manera.

Programas terapéuticos para superar la adicción

En Grupo Mentalis cuentan con un equipo de profesionales en el área de psicología encargados de llevar a cabo programas terapéuticos para ayudar a superar una adicción. Para ello, realizan una valoración inicial del paciente, cuyo objetivo es evaluar y determinar la gravedad de su situación. En función de ello proceden a determinar cuál es el método más adecuado para ofrecer la ayuda.

De acuerdo con esta valoración, es posible seguir el programa ambulatorio o el residencial. Con el primero, el paciente debe acudir varias horas al centro médico todos los días. En sesiones de terapia aprenderá a gestionar las frustraciones al dotarlo de herramientas para controlar estos conflictos y, así, empezará poco a poco a retomar varias áreas de su vida.

El programa residencial está prescrito cuando es totalmente necesario aislar al paciente para controlar su adicción. Para ello, cuentan con la Residencia Aequilibrium, un lugar ideal para recuperar el bienestar y el equilibrio emocional. Su ubicación permite realizar numerosas actividades de exterior, como senderismo y bicicleta de montaña. Además, dispone de zonas deportivas y áreas verdes, que sirven de complemento a las terapias.

La ayuda profesional es fundamental para superar la adicción a las drogas, y Grupo Mentalis se presenta como un excelente aliado para conseguir este objetivo. Su equipo profesional atiende por vía online, en los centros ambulatorios esparcidos por España y en su Residencia Aequilibrium.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.