¿Cómo detectar una fuga de agua?, de la mano de los especialistas de No Más Fugas

Publicidad

Decoloraciones, manchas oscuras o textura en las paredes son señales claras de la presencia filtraciones por fuga de agua en una vivienda o inmueble. Estos escapes del vital líquido, generalmente, se deben a fisuras que se generan en las tuberías a consecuencias de cambios de presión o también por desgaste de los materiales con que fueron fabricados.

Para atender estas situaciones, es necesaria la asistencia de personas que sepan cómo detectar una fuga de agua. A este propósito, la empresa No Más Fugas cuenta con la tecnología y el personal especializado para identificar y reparar los escapes de agua.

Detección rápida de fugas de agua

Tener fugas de agua sin solucionar puede provocar filtraciones que causarán graves daños a la infraestructura del inmueble en el que se presenten, afectando paredes, techos, pisos e incluso los muebles del recinto. A esto se le suma la aparición de moho, malos olores y la proliferación de gérmenes y bacterias en el sitio como consecuencia de la humedad. De ahí la importancia de su rápida detección y reparación.

En ese sentido, No Más Fugas cuenta con especialistas en detectar una fuga de agua, capacitados para trabajar con equipos de alta tecnología que permiten localizar con precisión las fugas en las viviendas sin necesidad de romper las estructuras. Esto contribuye a ahorrar tiempo y dinero, a diferencia de otros prestadores de servicio a los que se les debe pagar por la realización de reparaciones adicionales tras romper para localizar el origen de la filtración.

Herramientas de precisión

Los expertos de No Más Fugas tienen a su disposición un conjunto de herramientas que les ayudan a hacer su trabajo con la mayor precisión. El geófono es una de esas herramientas, se trata de un dispositivo utilizado para detectar fugas de agua mediante la captura de sonidos subterráneos. Este instrumento se coloca sobre el suelo cerca de la zona donde se sospecha que hay una fuga y, a través de auriculares o un amplificador, el técnico puede escuchar los sonidos que indican la presencia o no de una fuga.

Otra de las herramientas de trabajo que emplean es la técnica de detección a través de gas traza, que consiste en inyectar un gas inerte en el sistema de tuberías. Una vez inyectado, el gas se dispersa en el agua y sale a través de la fuga, siendo identificado con un detector de gas.

Adicionalmente, el equipo de No Más Fugas utiliza una herramienta conocida como la cámara termográfica que mide la temperatura de la superficie del suelo para detectar gas y muestra una imagen que refleja las diferencias de temperatura producidas por una posible fuga.

Para concluir, otra de las piezas que forma parte de sus instrumentos de trabajo es el equipo correlador, el cual está compuesto por dos micrófonos que se colocan en diferentes puntos a lo largo de la tubería para registrar el sonido generado por la fuga. Los micrófonos envían las señales de sonido a un ordenador que procesa los datos para ubicar el punto donde está el escape de agua.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.