Confirman que la campaña de vendimia 2020 ha concluido con éxito al garantizarse la seguridad sanitaria

La Comisión de Flujos Migratorios ha mantenido una reunión esta mañana para realizar un balance de la campaña de vendimia 2020, que han calificado como exitosa al haber conseguido la seguridad sanitaria que se requería en este momento de pandemia por el Covid.

La delegada del Gobierno en La Rioja y presidenta de la Comisión de Flujos Migratorios, María Marrodán, y la consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, Eva Hita, han incidido en que esta campaña ha sido segura y exitosa, un logro de todos si tenemos en cuenta las circunstancias excepcionales y  sin precedentes en La Rioja al llevar a cabo una vendimia en la que se han prevenido y atajado los rebrotes entre los trabajadores.

Han trasladado su satisfacción por el desarrollo de unas campañas agrarias y de una vendimia ejemplar que lo han sido gracias al esfuerzo y al trabajo de todos: agricultores, tanto empleadores como trabajadores, bodegas y cooperativas, organizaciones profesionales agrarias, entidades sociales y ayuntamientos, a quienes han reiterado el agradecimiento.

Por su parte, la delegada del Gobierno ha señalado que según los datos proporcionados por SEPE, los contratos formalizados en el sector agrícola, que básicamente son los relacionados con vendimia, son los siguientes: en agosto ascendieron a 3.705 contratos, 892 más que en 2019; en septiembre, fueron 10732, 66 más que el año pasado; y en octubre, 5.224 contratos, frente a 10.521 en septiembre.

Dentro de la labor como Delegación de Gobierno, Marrodán ha concretado que han participado diferentes unidades en controlar y asegurar el buen desarrollo de la vendimia.

Inspección de Trabajo

Por parte de Inspección de Trabajo, su actividad ha cubierto las campañas de espergura, fruta y vendimia. En total se han practicado 70 actuaciones, 30 en espergura y 40 en recolección de fruta –hueso y pepita- y vendimia. Estas  actuaciones se han desarrollado con el auxilio de las fuerzas y cuerpos de seguridad: Con apoyo de la Policía Nacional para el control del cumplimiento de la normativa sobre trabajo de extranjeros y con la Guardia Civil para el resto de las actuaciones comprobatorias.

La labor inspectora se ha centrado en el control de la normativa sobre seguridad social, empleo, extranjeros y prevención de riesgos, con especial incidencia en el cumplimiento de la normativa sobre evaluación de riesgos con el fin de coadyuvar al control de la pandemia Covid-19. Las inspecciones se han dirigido también al  control del cumplimiento del Convenio agropecuario en vigor, especialmente, por lo que se refiere al alojamiento.

Se han practicado actuaciones inspectoras en un total de 23 localidades riojanas, que han afectado a aproximadamente 300 trabajadores. Los procedimientos sancionadores, y a falta de concluir las relativas a la vendimia, han conllevado el inicio de 26 expedientes sancionadores.

Control de Policía Nacional y Guardia Civil

Por otro lado, la Policía Nacional ha actuado y apoyado en el control de los trabajadores temporeros que llegaron a la Comunidad Autónoma para la campaña de la vendimia. El dispositivo, desarrollado desde el 1 de septiembre y hasta mediados de octubre,  ha sido realizado conjuntamente y en colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de La Rioja. Se encuentra enmarcado en el Plan de Seguimiento de la Actividad Laboral para evitar la Trata de Explotación Laboral para descubrir y verificar posibles irregularidades en la contratación o en la situación administrativa de los operarios para el control de cualquier explotación que pueda vulnerar los derechos fundamentales de los trabajadores.

Durante el recorrido de las distintas localidades se observó que, en un porcentaje numeroso de viñas localizadas en La Rioja Baja, el trabajo se realizaba con la ayuda de maquinaria, con poca presencia de mano de obra, siendo está en casi su total mayoría de origen español. Las explotaciones agrarias donde se detectó actividad humana en actividades de recolección corresponden a las localidades de Logroño y ubicadas en La Rioja Alta. Se realizaron 17 inspecciones y se identificaron a un total de 109 personas, de las cuales un 75 % eran de origen extranjero, pero en situación regular en territorio nacional.

Además, la Policía Nacional controló periódicamente la zona de la estación de autobús para detectar posibles contratadores ilegales y controlar a los temporeros que se establecieron en esa zona, a pesar de que se recomendó que acudieran al Polideportivo de la Universidad.

Respecto a la Guardia Civil, han mantenido entrevistas con autoridades sanitarias, con Inspección de Trabajo y Seguridad Social y con responsables de explotaciones agrícolas para mantener un continuo seguimiento de la situación socio-laboral en aquellas zonas con mayor concentración de temporeros.

Las patrullas de la Guardia Civil procedieron a identificar a los temporeros y empleadores, realizando un seguimiento e inspección de los lugares de alojamiento y el estado de los mismos. Se comprobó que en muchas ocasiones, los trabajadores eran vecinos de la mism a localidad o de una próxima en la que desempeñaban sus labores de vendimia, por lo que no han requerido alojamiento.

En el Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física (CRMF) se produjo el confinamiento de temporeros positivo por Covid: del 9 de septiembre al 2 de noviembre, un total de 53 personas.

Esfuerzo del Gobierno de La Rioja

La consejera Eva Hita ha subrayado que “las cifras avalan el buen resultado del trabajo coordinado del sector y las autoridades en la seguridad de las campañas agrarias, con un 2 por ciento de positivos, un total de 35, de las 1.720 pruebas realizadas a trabajadores temporales agrarios desplazados. Se ha detectado a tiempo los positivos y se ha actuado a tiempo por parte de todos para cortar la cadena transmisión y evitar brotes”.

“El Gobierno de La Rioja ha sido pionero en concebir e implementar una estrategia integral en la seguridad sanitaria en las campañas agrarias y es un mérito compartido con el sector agrario y con las administraciones públicas, siempre desde el diálogo y la acción coordinada”, ha afirmado. Entre las acciones, ha destacado la asunción por parte del Gobierno de La Rioja de la realización y coste de las pruebas PCR a los trabajadores temporales agrarios desplazados; la elaboración de un Protocolo para las campañas agrarias seguras con criterios y recomendaciones respecto al alojamiento, transporte y operativa, en consonancia con el Ministerio de Sanidad; la publicación de un folleto informativo traducido en español, francés, inglés y portugués y la puesta en marcha de un teléfono en el Servicio de Atención al Ciudadano para la resolución de dudas.

La operativa integral del Gobierno regional a favor de unas campañas agrarias seguras ha abordado, en paralelo, la habilitación de alojamiento para los trabajadores temporales agrarios desplazados sin contrato de trabajo en un cordón de albergues en Alfaro, Logroño, Fuenmayor y Nájera. “El Gobierno de La Rioja y los ayuntamientos han trabajado en la actualización del marco normativo de colaboración para adaptarlo a las circunstancias de la COVID-19. Esta adaptación ha conllevado un refuerzo económico de los convenios, duplicando y en algunos triplicando el apoyo económico a los ayuntamientos”, ha recordado.

La consejera también ha hecho referencia a los Comités de Desarrollo y Cuidados Rurales: “Actúan en las Zonas Básicas de Salud desde junio y también han jugado un papel imprescindible como proyecto pionero de salud comunitaria en el contexto de COVID-19. Son nuestros ojos en los territorios, el nexo entre los ayuntamientos y las autoridades regionales para trasladarnos la situación en cada zona rural. Realizan las labores de observación concreta de lo que ocurre en el territorio, asesoran e impulsan acciones de divulgación de las medidas de seguridad sanitaria en el contexto de COVID-19, siempre desde la mirada local”. 

Hita ha resaltado que “el calendario agrícola continúa y abordamos ya la recogida de la oliva con la misma responsabilidad y exigencia que en la vendimia para que el campo mantenga su actividad y podamos maximizar la seguridad sanitaria”. Ha mencionado que “el Gobierno de La Rioja continúa ofreciendo la realización de PCR a trabajadores temporales agrarios desplazados con la plataforma web ATAD (Registro de Trabajadores Agrícolas Desplazados) como herramienta principal para gestionar la petición de PCR y a disposición al sector”.

Asimismo, ha informado de que los protocolos establecidos desde el Gobierno de La Rioja y desde el Ministerio de Sanidad aplican a todas las campañas agrarias, también a las vigentes. “Debemos recordar la importancia de continuar cumpliendo. La situación epidemiológica en La Rioja es extrema. El ritmo de contagios es elevado y nos exige ser más rigurosos que nunca y ser más proactivos y vigilantes que nunca”, ha incidido.

“Insistimos en el mensaje de no bajar guardia, especialmente en los alojamientos y en los desplazamientos y en el tiempo fuera del trabajo, en el tiempo de ocio. No podemos relajarnos. Nuestro ocio y nuestra vida social no puede ser la de antes. Y recordamos nuevamente la importancia de cumplir las 3 ‘emes’: mascarilla, manos y distancia”.

Hita ha concluido: “La evolución de la pandemia nos exige una adaptación constante para dar respuesta a la situación sanitaria de cada momento. Con la experiencia de estas campañas agrarias, continuaremos trabajando con el sector y con el resto de agentes para identificar las áreas de mejora y facilitar la adopción de las medidas preventivas que sean necesarias conforme a la situación epidemiológica para garantizar la protección de la salud al tiempo que garantizamos la actividad del campo”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.