Consejos de economía que debes tener en cuenta para lograr una buena estabilidad

A continuación os vamos a dar una serie de consejos de economía que debéis tener en cuenta ya que os van a ayudar a lograr una buena estabilidad y, en definitiva, ofreceros algunas nuevas oportunidades que os pueden ser muy útiles.

Es muy importante que empecemos a responsabilizarnos adecuadamente de nuestra economía, y para ello debemos analizar nuestra situación y, por supuesto, también saber reaccionar en el caso de que se produzca cualquier tipo de imprevisto. Si estás buscando una buena estabilidad económica, te vamos a dar una serie de consejos con los que intentaremos ayudarte a que lo consigas con los mejores resultados.

Evalúa si realmente necesitas el préstamo o es mejor esperar

Si nos estamos planteando solicitar un préstamo, lo primero que debemos que hacer es evaluar si realmente lo necesitamos o podemos esperar un poco más y ahorrar por nuestra cuenta. En cualquier caso, es esencial que nos aseguremos de que nuestros ingresos siempre son superiores a nuestros gastos, es decir, de nada nos sirve pedir un préstamo o después no lo vamos a poder a devolver, ya que lo único que haremos será endeudarnos más y, por lo tanto, meternos en mayores problemas.

Por ello, si se trata de un imprevisto que debamos solucionar como por ejemplo que se nos estropea el coche, un electrodoméstico, debamos pagar algo relacionado con nuestra salud, algo importante en la casa, etc., podemos recurrir a los Minicréditos urgentes, un tipo de préstamo para llegar al día de pago, es decir, para poder llegar a fin de mes habiendo solventado con antelación la situación y, por tanto, pudiendo posponer el pago al mes siguiente.

Los minicréditos, una opción que se impone

Lo mejor en estos casos es optar por los préstamos sin aval, ideales porque nos permite solicitar una pequeña cantidad de dinero incluso aunque no tengamos propiedades a nuestro nombre. En la mayor parte de casos, también vamos a poder encontrar ofertas muy interesantes como unos intereses más bajos que los préstamos bancarios o, incluso, la posibilidad de conseguir el primer prestamo gratis, al solicitar un préstamo estando en una lista de morosos como el ASNEF, etc.

Es decir, se trata de un tipo de préstamos de bajo importe con los que podemos solventar cualquier tipo de eventualidad que se haya podido producir, con la garantía de que tendremos a nuestra disposición un sistema que funciona en un plazo mínimo de tiempo, ya que en algunos casos, incluso en apenas unas horas podremos disponer del dinero, esencial si por ejemplo se nos ha estropeado el frigorífico y tenemos que repararlo, o si necesitamos sacar el coche del taller para poder trabajar y cada día que perdemos es un día que no cobramos.

Conoce todas las fases del concurso de acreedores

Y dentro del ámbito de la economía, y muy especialmente si somos empresarios, es importante que conozcamos las distintas fases del concurso de acreedores, ya que nos podemos encontrar en alguna ocasión esa tesitura en la que debemos dar los pasos que nos permitan solventar la situación evitando la mayor cantidad posible de daños tanto propios como al resto de personas que se podrá ver afectadas por el cierre.

Básicamente tenemos tres fases en base a la Ley Concursal que son en primer lugar la fase común o fase de tramitación, en segundo lugar la fase de convenio y, en tercer lugar, la fase de liquidación.

Evidentemente, en cada una de ellas deberemos ir dando unos pasos específicos que van desde el establecimiento de las medidas cautelares en caso de ser necesario hasta la valoración de los bienes patrimoniales de la empresa, tendremos la posibilidad de presentar una propuesta anticipada al concurso de acreedores que nos permita suspenderlo, y, en el caso de que tenga lugar, se procederá a llevar a cabo la fase de liquidación.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.