Coronavirus: ¿Cómo protegernos del rebrote y contribuir al control de los contagios?

Concurso de Fotografía

Los casos activos del Coronavirus Covid-19 en España siguen en aumento. Desde que se levantó la medida de cuarentena estricta dando paso a restricciones puntuales, los casos de contagio han aumentado. Esta situación no es una sorpresa, con forme las personas regresan a sus trabajos, instituciones educativas y vida social, es de esperarse que los contagios aumenten

El virus no se eliminó con la cuarentena. El objetivo de la cuarentena no era el de eliminar el virus, sino de ralentizar los contagios mientras se tenía una idea clara de a qué se estaban enfrentando y qué medidas aplicar. De momento, el país no considera viable implementar una cuarentena estricta, como la que se vivió del 15 de marzo al 21 de junio del presente año. Se escuchan rumores de adoptar medidas de aislamiento selectivo. 

La cuarentena logró controlar el contagio del virus mientras el gobierno reforzaba hospitales y desarrollaba medidas para contrarrestar el virus. Por otro lado, volver a una cuarentena estricta no sólo sería inviable sino también poco útil. Por lo cual, el autocuidado y el aislamiento selectivo son las medidas más efectivas (de momento) contra el virus.

Desde que se decretó la pandemia a comienzos de este año, la OMS ha difundido múltiples medidas de seguridad y salubridad contra el virus; lavarnos las manos, usar desinfectante, mantener distanciamiento. Sin embargo, con la vuelta a clases y el fin del verano puede ser complicado mantener el distanciamiento tal y cómo propone la Organización mundial de la Salud. Es aquí donde debemos ser creativos para mantenernos y a los nuestros, libres de virus. 

Fines de semana en casa 

Desde que culminó la vigencia de la emergencia sanitaria hemos visto cómo las personas regresan a las calles y retoman su vida nocturna. Parece que nos olvidamos rápidamente del virus y nos dejamos llevar por la falsa “realidad” que nos brindó la cuarentena; de que ya todo estaba controlado. Ahora sabemos que las restricciones a la movilidad sólo retrasan lo inevitable si no aprendemos a mantener el distanciamiento. Al menos mientras todo pasa. 

Sí, fueron días oscuros los que vivimos durante el estado de alarma, es entendible que no queramos volver a encerrarnos. Pero, quizás podríamos limitar las salidas que contribuyan a los contagios; bares, fiestas, discotecas. Y, remplazarlos por planes en casa; como, por ejemplo, participar de juegos online o incluso probar suerte en Ruleta o blackjack. Para hacer más interesante y lucrativa esas noches de juego online, no dudes en acceder a bonos de dinero para juego e incluso giros gratuitos. Aquí puedes obtener más información sobre los bonos y como adquirirlos. 

Repuestos de mascarilla 

Contrario a lo que los manifestantes en contra de las mascarillas manifiestan, una mascarilla segura, seca y limpia nos mantiene un poco más lejos del contagio. Siendo su función principal la de reducir la liberación de partículas infecciosas al aire al hablar, toser o estornudar.  Usar mascarilla en espacios públicos y cuando no se pueda garantizar el distanciamiento; como en reuniones familiares, es imperativo.

No estamos exentos de sufrir calamidades climáticas o un ataque de rinitis, esto puede ocasionar que nuestra mascarilla se moje y pierda su protección. Llevar un repuesto (por las dudas) en el bolso, nos puede salvar no solo de una multa por no usar la mascarilla sino de un posible contagio.

Para el uso diario se recomiendan las mascarillas N95 (95% de protección) o mascarillas hibridas de algodón + seda (94% de protección). Una técnica sencilla y rápida para comprobar la eficacia de una mascarilla es: Con la mascarilla puesta, intentar apagar una vela. Si la mascarilla es segura, tu exhalación no logrará apagar la vela.  

Usar una mascarilla es incómodo, pero sin duda es más incómodo contagiarnos y a los demás. El uso responsable de la mascarilla (tapando boca y nariz) es imperativo para continuar dando pasos hacia la nueva normalidad. 

Jabón en pétalo

La buena higiene de las manos es fundamental para evitar los contagios. Las manos son el medio principal para la transmisión del virus y el lavado frecuente de las mismas previene la infección. Desde que comenzó la pandemia, los geles anti-bacteriales se popularizaron, ya que te permite aplicarlo rápidamente sin usar agua o jabón. Sin embargo, con forme crecen los contagios, los geles pueden escasear o aumentar su precio. 

En caso de no contar con dinero para comprar gel anti-bacterial o soluciones de alcohol, podemos mantener nuestras manos limpias con agua y jabón. Una manera práctica de llevar estos utensilios es comprar o preparar jabón en pétalo. Los jabones en pétalo, tal como su nombre lo indica, son jabones partidos en forma de pétalo. Ocupan poco espacio y puedes guardarlos en un empaque vacío de mentas. Cada pétalo te brinda un lavado de manos.

En cuanto al agua, un termo pequeño bastará para hacer espuma y enjuagar. Cargar un termo pequeño lleno de agua en el bolso te permitirá asear tus manos en cualquier momento que necesites. Es una solución un poco más complicada que la de usar gel anti-bacterial pero, efectiva en caso de no lograr adquirirlo. 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.