¿Cuáles son los 5 hábitos antiinflamatorios que pueden cambiar la vida?

Una buena alimentación es la base para una vida sana, pero también es una manera de revertir hábitos, de mejorar el humor y de dar al cuerpo la atención que necesita. La alimentación antiinflamatoria es un nuevo tipo de dieta que ha ayudado a mucha gente no solamente a perder peso, sino que también a recuperar el bienestar y la energía para las actividades de la vida cotidiana.

En ese sentido, Clàudia Llopis, ha desarrollado un plan de dieta basado en una alimentación antiinflamatoria que presenta resultados visibles en los primeros 15 días.

Las ventajas de una alimentación antiinflamatoria

Es cada vez más común que el cuerpo presente señales de inflamación. Los síntomas pueden ser varios, desde una mala digestión hasta hinchazón abdominal o, incluso, en los casos más graves, fuertes dolores articulares. En este sentido, una alimentación balanceada y con ingredientes que operan de manera dinámica para reducir las inflamaciones corporales es una de las mejores maneras de cuidar al cuerpo disfrutando de una rica comida.

Clàudia Llopis está revolucionando el mundo de la gastronomía con sus recetas que, más allá de potenciar el sabor de los alimentos, combinan lo más actual de la cocina sana y balanceada. Alimentación Antiinflamatoria es una web desarrollada para aquellos que buscan un nuevo estilo de vida, un cambio de hábitos y, principalmente, un cuerpo cada vez más saludable.

Uno de los mejores productos que la web ofrece es la membresía del «Club de Alimentación Antiinflamatoria». Con un menú semanal revisado y aprobado por un nutricionista, lista de la compra, grupo de Telegram de apoyo y webinars con expertos. La membresía está modificando los hábitos y los cuerpos de muchas personas. Los socios también disponen de más de 200 recetas antiinflamatorias completamente libres de gluten, lactosa y sin procesados. El «Club de Alimentación Antiinflamatoria» es una de las mejores maneras de cambiar la rutina en función de un cuerpo más dinámico, saludable y con energía.

Algunos trucos que puedes empezar a emplear hoy mismo para llevar una alimentación antiinflamatoria

Nutrir el cuerpo con alimentos antiinflamatorios es la mejor manera de empezar una rutina para sanar el cuerpo. Pescados grasos, espinacas, col rizada, acelgas, frambuesas, arándanos, fresas y alimentos con grasas saludables como el aguacate, el aceite de oliva y el coco son buenas opciones para empezar.

Limitar el consumo de alimentos procesados es el segundo paso. Evitar azúcares añadidos, hidratos de carbono refinados y aceite refinados e hidrogenados. El tercer gran hábito consiste en nutrir la microbiota intestinal con alimentos ricos en probióticos como el yogur de cabra o de oveja, y algunos alimentos fermentados como el kefir, el chucrut o los encurtidos. Asimismo, resulta fundamental mantenerse constantemente hidratado, tomando agua en dosis pequeñas y constantes durante todo el día. Y por último, pero no menos importante, mantener una alimentación consciente, evitando excesos y sabiendo consumir lo que el cuerpo pide.

Más que un cambio de dieta, la alimentación antiinflamatoria es una transformación total del cuerpo y de la mente. Se puede seguir a Clàudia en su cuenta de Instagram o visitar su web.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.