Cuidar las cicatrices en la piel de cara al verano, por los expertos de La Parafarmacia del Puerto

Publicidad

Las cicatrices en la piel de la cara son lesiones que tienen un proceso de curación que se extiende entre los 12 y 18 meses. Saber cómo cuidar una cicatriz resulta una ventaja muy beneficiosa para asegurar que al final el resultado será satisfactorio y que no habrá consecuencias permanentes.

Los expertos de la tienda especializada La Parafarmacia del Puerto explican que existen muchos factores que pueden convertir las cicatrices faciales en lesiones permanentes. Esos elementos de riesgo como el sol, son especialmente peligrosos en temporadas de verano, cuando la gente pasa más tiempo en actividades al aire libre.

Experiencia y conocimiento de la Parafarmacia

La Parafarmacia del Puerto es una tienda especializada en productos naturales para cosmética, fitoterapia y suplementos para el cuidado de la belleza y la salud. Están desde el año 2006 en la Costa del Sol, específicamente en Puerto Banús, un enclave turístico de Marbella. Su reto ha sido acercar la naturaleza al servicio del bienestar de las personas.

Una de sus principales líneas de productos está dirigida al cuidado de la piel y más específicamente la de la cara. Su apartado de dermofarmacia proporciona soluciones naturales para pieles intolerantes, con dermatitis atópica, xerosis, acneicas o que se exponen excesivamente al sol. Siempre se mantienen en constante búsqueda de nuevos tratamientos y formas de cuidado.

Precisamente esas investigaciones les han hecho estudiar con detenimiento la forma cómo cuidar una cicatriz. Aseguran que estas lesiones pasan por 4 etapas evolutivas. La primera es la de coagulación, que ocurre tras producirse la herida. La segunda etapa es la inflamación, que surge como respuesta del sistema inmunológico para prevenir infecciones. Las fases 3 y 4 son la proliferativa y la de remodelación, que es cuando se regenera la piel.

El sol y las cicatrices no se llevan bien

La primera recomendación que hacen los expertos de la parafarmacia es la de no exponerse al sol en ninguna de las etapas de cicatrización. Este tema es especialmente crítico sobre todo en verano, cuando la incidencia del sol es mayor. Para incrementar el factor de protección se pueden usar protectores solares con color o a base de minerales.

Un aspecto fundamental para ayudar al proceso de cicatrización es mantener la piel hidratada. Para ello es indispensable el uso de productos que mantengan el equilibrio de humedad que la piel necesita para proseguir con su proceso regenerativo. Mientras dure este proceso es indispensable que la persona no arranque la costra que se forma como parte de la curación.

Los tratamientos cicatrizantes también resultan muy beneficiosos para acelerar la regeneración dérmica. En La Parafarmacia del Puerto existen alternativas con ácido hialurónico y extractos vegetales que resultan muy efectivas en ese sentido. Estos tienen la misión de reparar y devolver la elasticidad de la piel. Finalmente, todo se debe reforzar con una alimentación rica en antioxidantes, proteínas y líquidos que aportarán al organismo los elementos que necesita para estos procesos.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.