Cursos de piloto de ultraligero en Asturfly

Los aviones ultraligeros de tercera generación destacan por su ligereza, comodidad y facilidad de manejo; tal es así que compiten con aviones más grandes en velocidad y prestaciones. Estos vehículos aéreos también son conocidos como aerodinos y al igual que el resto de los aviones, se necesita tener conocimiento, experiencia y licencia como piloto de ultraligero para poder usarlos libremente. Asturfly es una escuela de ultraligeros en Asturias que ofrece a los residentes de esta u otras comunidades autónomas cursos de iniciación y especialización para quienes buscan aprender a pilotar este tipo de aeronaves.

Escuela de vuelos ultraligeros en Asturias

La escuela de ultraligeros Asturfly opera en La Morgal, lo que permite volar en Asturias en avioneta. Dispone de cursos exclusivos para aprender a volar en ultraligero en aviones como el Skyleader 200 biplaza. Esta aeronave destaca por su aerodinámica, diseño y simplicidad en el manejo que permite al futuro piloto adquirir la experiencia y conocimientos necesarios para obtener la licencia de piloto de ultraligero.

Su velocidad puede alcanzar un rango extenso de hasta 260 km por hora de una forma segura y cómoda. Con relación a los cursos, están divididos en clases de iniciación, pilotos ULM y especializaciones. A su misma vez, los pilotos ULM tienen a su disposición formaciones destinadas a obtener la habilitación de instructor de vuelo, renovar la licencia o convalidar el PPL a ULM.

En el curso de especialización también es posible renovar u obtener licencias y reforzar los conocimientos mediante lecciones avanzadas de vuelos ultraligeros. Para obtener la licencia de piloto de ultraligero se necesita tener cumplidos los 18 años, aunque es posible empezar a prepararse si se tienen al menos 16 años de edad y la motivación, capacidad y compromiso suficientes.

¿Cuáles son las ventajas de aprender a volar un ultraligero?

Un piloto de ultraligero, a diferencia del que pilota aviones tradicionales, tiene la ventaja de poder volar y obtener las titulaciones y licencias de forma más sencilla. Las razones son que la formación teórica es más reducida y se limita a un solo examen y la formación práctica exige un mínimo de 15 horas de vuelo frente a las 45 que se necesitan para examinarse de piloto privado.

Muchos particulares se deciden por este tipo de aparatos porque, además de disfrutar del vuelo visual, les permiten desplazamientos rápidos de un punto a otro, como volar desde La Morgal (Asturias) hasta Lugo en menos de 40 minutos o hasta Madrid en tan solo 2 horas.

El modo de vuelo de un avión ultraligero se asemeja al de mayor envergadura. Con la nueva normativa aprobada recientemente se puede volar en ultraligero y alcanzar altitudes de entre 3.000 y 4.000 metros (10.000 a 13.000 pies) con 600 kilos de peso al despegue y superar una velocidad de crucero de 200 kilómetros por hora. Frente a sus hermanos mayores, el coste operativo por hora resulta mucho menor y las únicas limitaciones en España (la aviación ultraligera se rige por la normativa de cada país) son no sobrevolar poblaciones y no entrar en espacios aéreos controlados.

En la escuela de vuelo de ultraligeros (ULM) Asturfly, los futuros pilotos aprenden todo sobre la estructura de una aeronave, los principios de vuelo, la navegación, la meteorología y el lenguaje de comunicaciones. De la misma forma, esta academia enseña en sus cursos performance, procedimientos operacionales, derecho aéreo y los límites del cuerpo humano en condiciones de altura.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.