DEMUERTE WINES recalca la importancia de los sulfitos en el vino

El término sulfitos es ampliamente utilizado en el campo de la Enología, pero genera grandes dudas en los consumidores, que pueden detectar su presencia en el vino a través de la lectura de las etiquetas del producto, pero que desconocen la finalidad de este componente. Por ello, desde DEMUERTE WINES buscan aportar información clara sobre la presencia de sulfitos en el vino, su naturaleza y su función.

Donde el diseño y el vino se encuentran

Los vinos de DEMUERTE WINES se caracterizan por ofrecer una experiencia sensorial que abarca todos los sentidos, con aromas, sabores, textura y diseño distintivos. Es por ello que esta empresa pone especial énfasis en el diseño visual de sus productos, que constituyen una invitación a la degustación de sus vinos.

DEMUERTE WINES se encuentra encabezada por Pablo Cortés, enólogo, con el objetivo de crear vinos que causen una impresión en todos los sentidos, priorizando los buenos momentos del vino que incitan a sus clientes a compartir cómo los hacen sentir. Le acompaña Karel Eissner, directora creativa del proyecto y encargada de combinar expresiones artísticas en el diseño para promover la creación de momentos compartidos y el diálogo entre los comensales.

Importancia de los sulfitos en el vino

Los sulfitos son una parte sustancial de los vinos, ya que son antioxidantes que se producen de manera natural durante los procesos de fermentación de las levaduras, por lo que también es habitual encontrarlos en las cervezas o en los productos panificados. Sin embargo, a veces se incorporan a los vinos para favorecer a la higiene y a la eliminación de bacterias que se producen durante la fermentación de los vinos. De esta manera, los sulfitos en el vino permiten controlar la oxidación y la sanidad del vino antes y después del embotellado.

A causa de sus propiedades antibacterianas y antimicrobianas, los sulfitos son sumamente útiles para conservar alimentos, siendo identificados en las etiquetas de los mismos mediante la signatura E-220. Asimismo, la cantidad de sulfitos empleada en cada tipo de vino puede variar entre 150 miligramos en el caso de los vinos tintos y 200 miligramos en los vinos rosados y blancos.

Debido a su importancia para permitir la correcta oxidación de los vinos y conservar la sanidad e higiene a lo largo de todo el proceso de producción de los mismos, los sulfitos en el vino son un componente esencial que debe ser identificado en cada botella, para lo cual, DEMUERTE WINES identifica los ingredientes y proceso de elaboración de cada vino.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.