Descuento de pagarés… ¿qué es? ¿qué ventajas tiene?

l pagaré es un recurso financiero usado desde hace muchos años, pero hoy en día se ha sofisticado al punto que se puede descontar pagarés. Cuando en la Italia de la Edad Media era un riesgo llevar mucho dinero en efectivo en largos viajes, se resolvía con pagarés, un documento con toda la información necesaria incluida, que luego el portador cambiaba por dinero. Es uno de los sistemas de pago más antiguo que se conoce.

En estos tiempos se siguen usando, sobre todo en el sector de la construcción. Se entregan a los beneficiarios, con el valor que recibirán al final de un periodo establecido, que es cuando se vence el pagaré y puede ser cobrado por el portador ante el emisor.

Y como la modernidad inunda todos los sectores, incluso el financiero, han aparecido instituciones que realizan descuento de pagarés, para que el portador pueda cobrarlo antes de la fecha de vencimiento y, de esta manera, asegurar el dinero. Además, permite, a pequeñas y medianas empresa que posean pagarés, tener liquidez en un momento preciso.

De esta manera, las entidades de financiación anticipan la totalidad del importe del pagaré, excepto la comisión por prestar el servicio. La comisión varía según el ente al que se acuda.

Para no perder una parte del dinero en una comisión y estando seguros de que recibiremos el pago completo al vencer el pagaré, la mayoría de los negocios espera hasta el final. A no ser que surja una necesidad puntual, ya que al descontar pagaré tiene efectivo al instante y seguro.

Por supuesto, el descuento de pagarés tiene sus ventajas, de lo contrario no habría subsistido por tantos años. Es flexible, pues el portador puede decidir que pagaré descontar; es seguro, porque algunas entidades de financiación incluso asumen el riesgo del impago de parte del emisor; mejora ratios de balance, porque se reduce el saldo de los clientes y disminuyen los plazos de cobro; y es rápido, financiación de forma inmediata.

Otras ventajas que aplican entidades como DGF son: libre de retenciones, análisis de cualquier operación, sin aumento de riesgo CIRBE, cero firmas de pólizas y avales y precios ajustados.

Pero además, esta entidad posee un servicio en línea, a través del que el portador del pagaré puede ponerse en contacto con asesores o fijar una reunión presencial, por teléfono o por videoconferencia.

Incluso, los pagarés y facturas que se desean descontar pueden ser digitalizadas, y enviadas por correo electrónico, con lo que el beneficiario obtendrá el análisis del negocio en un día y podrá proceder a finiquitar, si le parece conveniente.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.