Detienen a cuatro personas en La Rioja por un Delito continuado de Estafa, Usurpación de identidad y pertenencia Grupo de Criminalidad en la venta ficticia de contenedores marítimos

  • La estafa cometida a nivel nacional, consistía en la interposición de anuncios de venta de contenedores marítimos, en diferentes plataformas de internet  a través de las distintas  redes sociales, contabilizándose un total de diecisiete victimas durante los dos últimos años 

A los integrantes del Grupo Criminal les connata múltiples antecedentes penales, habiendo sido detenido tres de ellos en el año 2016, por pertenecía a organización criminal, estafa , falsedad documental y blanqueo de capitales

Agentes de la Policía Nacional de la Jefatura Superior de Policía de la Rioja, la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) en lo que se ha denominado “Operación Mercante” han detenido a cuatro varones, de 68, 44, 44 y 41 años de edad, de origen español con antecedentes policiales  como presuntos autores de un Delito continuado de Estafa, Usurpación de identidad y pertenencia Grupo de Criminalidad.

La estafa cometida a nivel nacional, consistía en la interposición de anuncios de venta de contenedores marítimos, en diferentes plataformas de internet  a través de las distintas  redes sociales, contabilizándose un total de diecisiete victimas que durante los dos últimos años 2022 y 2021, habían interpuesto denuncias en diferentes Jefaturas y Puestos de la Guardia Civil de diversas localidades de España, todas las  estafas cometidas a través de internet, con un mismo modus operandi.

Dos denuncias por utilización del nombre comercial de dos empresas

Los autores para dar credibilidad y seriedad a los anuncios publicitados en las diferentes plataformas de internet anuncios de venta de contenedores marítimos,  se hacían pasar por empresas dedicadas a esta actividad con renombre, existiendo dos denuncias interpuestas, una en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Castellón y otra denuncia en el puesto de la Guardia Civil de la localidad de  Benicarló con fecha de enero y marzo de 2022 respectivamente, donde se denunciaba, la utilización del nombre comercial de dos empresas, nombre que utilizaron  para llevar a cabo la estafa.

A través de las diferentes plataformas de internet,  se captaban las victimas a través de la inserción de anuncios en redes sociales concretamente facebook, posibilitando así una gran afluencia de visitas ofertando a  los autores contenedores marítimos, obtención un cuantioso lucro económico  y un mínimo riesgo por la impunidad que ofrece la web.

“Modus Operandi”

La comunicación entre  las víctimas-autor y donde acordaban el negocio se sustenta principalmente a través de diferentes redes sociales y mediante mensajería instantánea,  concretamente whatssap, constándole tres líneas de teléfono, utilizadas por el cabecilla, las cuales cambia a medida que en las páginas webs, ya sean en los foros de las propias víctimas o en los portales de compra venta, alertaban de las estafas cometidas, lo mismo sucede con las empresas por las que se hacían pasar

En algunos de las denuncias examinadas, el estafador se identifica con sus datos personales, si bien en otras, con el fin de crear confusión en los investigadores, facilitan datos de otras personas reales, a los que pudiera conocer, o haber tenido relación con ellas.

Incluso el cabecilla del Grupo Criminal llegan a mofarse de las propias víctimas,  enviándoles fotografías de índole sexual e incluso contactan con las victimas cuando se percataban del engaño. 

Estamos ante un Delito continuado de Estafa, siendo los beneficios obtenidos de casi cinco mil euros y cifrándose en diecisiete (17) los perjudicados, de diferentes ciudades de España,  

Grupo organizado criminal

El Grupo Criminal, formado por cuatro varones, cuyos integrantes tenían perfectamente repartido los papeles,  en el que el varón de cuarenta y cuatro años de edad, ejercía como jefe-cabecilla de la organización dedicándose a la publicidad de los anuncios en las diferentes redes sociales y al contacto con las potenciales víctimas.

Siendo los otros tres varones, lo que se dedicaban a retirar las cantidades monetarias de las diferentes cuentas bancarias, que iban defraudando a las diferentes víctimas, llegando a constar como titulares en alguna de las cuentas bancarias que poseía el grupo

En una laboriosa investigación que ha durando medio año, por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) se pudo identificar a los integrantes del Grupo Criminal, siendo detenidos tres de ellos en Logroño y el último en la localidad de Ezcaray, localidad en la que reside en este municipio. 

Múltiples antecedentes 

El varón de cuarenta y cuatro años de edad (44) se encontraba detenido por otros hechos, por lo que se encontraba en los calabozos de esta Jefatura Superior, además le constaba por el Juzgado de Instrucción de Bilbao Número 5 una Búsqueda y citación por Delitos de Estafa y una Búsqueda, detención y personación por el juzgado de primera Instancia e Instrucción Número Uno de Villaviciosa (Asturias).

Al varón, de cuarenta y un años de edad (41), le constaba una búsqueda y citación por el Juzgado de Instrucción Número Tres de Logroño. 

Los autores, son cuatro varones, uno de 68, dos de ellos 44 y cuarto de 41 años de edad, todos ellos españoles, residentes todos en la Comunidad Autónoma de La Rioja, a los que les constan  antecedentes policiales, en concreto  al primero, quince  detenciones, al segundo doce antecedentes policiales, al tercero, cuatro antecedentes policiales y al cuarto   le consta un antecedente policial, en su mayoría por hechos similares  a los relatados, en el año 2016 fueron detenidos, tres de ellos por pertenecía a organización criminal, estafa , falsedad documental y blanqueo de capitales.

Investigación que continúa abierta 

Estamos ante un Delito continuado de Estafa, siendo los beneficios obtenidos de casi cinco mil euros y cifrándose en diecisiete (17) los perjudicados, de diferentes ciudades de España,  no obstante según se desprende de los análisis realizados,  de las cuentas bancarias, de numerosas víctimas a fecha de hoy no han sido localizadas el total de las víctimas, al carecer un mínimo de datos para su identificación y muchas de las victimas  pese haber manifestado su intención de denunciar, posteriormente no lo hacen, debido a las molestias que le genera tener que desplazarse a centro policiales o judiciales a formular la correspondiente denuncia.

foros creados por las victimas

La gran actividad delictiva se evidencia en la alarma social generada en la red, existiendo foros creados por las victimas en los que alertaba de las estafas realizadas y en los que aportaban datos de filiación de los presuntos autores, así como fotografías de los anuncios publicitados por los mismos, que en la mayoría de los casos son realizados con perfiles falsos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.