Detienen a seis jóvenes en Logroño por ocupar un piso, robar y traficar con drogas en Saturnino Ulargui

Habrían entrado en el piso con una copia de llaves, produciendo todas clase de daños y bloqueando la puerta con el frigorífico, para evitar la entrada desde el exterior, al haber partido la llave en la cerradura. Los detenidos, que al parecer habrían ocupado la vivienda desde el pasado viernes veintidós, son seis jóvenes de entre 17 y 21 años de edad, un español, dos de origen sudamericano y tres de los países del este, alguno de ellos con antecedentes penales, y todos ellos residentes en Logroño. Les fueron intervenidos 3 teléfonos móviles, una tablet, una bolsa de color azul que contenía 73 gramos de hachís, repartidos en 64 envoltorios, una balanza de precisión, 263 euros, una barra metálica a modo de palanqueta, un destornillador, 2 juegos de llaves, uno de ellos perteneciente a la vivienda ocupada, y una cadena metálica. La droga intervenida podría haber superado los 400€

La Policía Nacional ha procedido a la detención de seis jóvenes, cuatro de ellos menores de edad, de distintas nacionalidades y residentes todos ellos en Logroño, por haber cometido mientras ocupaban un piso de la calle Saturnino Ulargui, durante el pasado fin de semana, sendos delitos de allanamiento de morada, robo con fuerza, daños en vivienda y tráfico de drogas.

Fue ocupado durante el fin de semana

Los hechos se desarrollaron en la noche del pasado día veinticinco, cuando en la Sala del CIMAC-091 (Centro Inteligente de Mando, Comunicación y Control) se recibía una llamada alertando de una fuerte discusión, en una vivienda situada en la calle Saturnino Ulargui de nuestra capital. A la llegada de los indicativos comisionados pudieron entrevistarse con una mujer muy alterada quien les relató que, dicha vivienda se la había dejado un familiar para residir mientras realizaban una reforma en la suya, faltando desde el viernes día veintidós, y cuando se disponía a recoger unos enseres personales, junto a su marido y su hija, para trasladarlos a su domicilio, ya que habían finalizado las obras que estaban realizando, se encontraron con que la puerta de entrada se encontraba forzada y había personas dentro, temiendo por su pareja que se había quedado intentando retener a estas personas.

El piso se encontraba con grandes destrozos en su mobiliario

De inmediato los agentes se dirigen al inmueble, pudiendo comprobar cómo cinco jóvenes bajaban las escaleras apresuradamente, seguidos por el marido de la requirente, quienes fueron retenidos para su identificación y posterior comprobación del piso, pudiendo observar cómo presentaba daños en la puerta de entrada producidos por el propietario al intentar entrar, ya que la misma, estaba bloqueada por los ocupantes con el frigorífico de la vivienda, con la finalidad de que pudieran entrar desde el exterior, al haber partido la copia de llaves que utilizaron para entrar en la cerradura del mismo. El interior presentaba numerosos destrozos en su mobiliario, habitaciones sucias con restos de comida, paredes con pintadas, en el salón había restos de una sustancia estupefaciente, al parecer hachís, y envoltorios plásticos, así como una báscula de precisión que no pertenecía a la vivienda, por lo que los agentes actuantes procedieron de inmediato a su detención, siendo trasladados a dependencias policiales.

Se había escondido en el cuarto piso para evitar ser detenido

Nuevamente, fue comisionado un equipo al lugar de los hechos, ya que tenían retenido a otro joven que se había ocultado en el descansillo del cuarto piso del inmueble y, una vez se fue la policía, intentaba alejarse del lugar, siendo reconocido por los presentes como otro de los jóvenes que habían ocupado la vivienda. Una vez identificado y siéndole practicado un registro superficial por los agentes, encontraron entre sus prendas varios móviles y una tablet, propiedad de los inquilinos del piso, por lo que fue igualmente detenido y trasladado a la Jefatura Superior de Policía. Una vez en dependencias policiales le fue practicado un registro más exhaustivo, detectando como, entre su pantalón, escondía una bolsa con numerosos envoltorios conteniendo una sustancia estupefaciente.

Los detenidos, que al parecer habrían ocupado la vivienda desde el pasado viernes veintidós, son seis jóvenes de entre 17 y 21 años de edad, un español, dos de origen sudamericano y tres de países del este de Europa, alguno de ellos con antecedentes penales, y todos ellos residentes en Logroño.

Les fueron intervenidos 3 teléfonos móviles, una tablet, una bolsa de color azul que contenía 73 gramos de hachís, repartidos en 64 envoltorios, una balanza de precisión, 263 euros, una barra metálica a modo de palanqueta, un destornillador, 2 juegos de llaves, uno de ellos perteneciente a la vivienda ocupada, y una cadena metálica. La droga intervenida podría haber alcanzado un valor en el mercado superior a los 400 euros.

Las investigaciones y el dispositivo desarrollado han sido llevados a cabo por equipos del Grupo de Atención al Ciudadano (GAC) y la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, en colaboración con la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de esta Jefatura Superior de Policía de La Rioja.

Los detenidos, junto a las diligencias policiales, fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial, excepto los cuatro menores que fueron presentados ante la Fiscalía de Menores, por cargos de allanamiento de morada, robo con fuerza en domicilio, daños y uno de ellos, además, por tráfico de drogas.

Desde esta Jefatura Superior de Policía se continúan con las investigaciones tendentes al total esclarecimiento de los hechos, siendo identificadas, al menos, tres personas más relacionadas con los mismos, que una vez localizadas se procederá a su detención.  

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.