Disfrutar de la refrescante y muy saludable música del cobre a través de masajes sonoros con Cobre 29

Fabricados originalmente en Nepal con una aleación de 2 metales principales como el cobre y el estaño, los cuencos tibetanos se han convertido en un elemento fundamental de la musicoterapia, ya que al ser golpeados o frotados con una baqueta producen un sonido que promueve la relajación, disminuye el estrés y mejora el sueño, entre otras propiedades de naturaleza sanadora.

En este sentido, quienes busquen un spa y masaje Valencia donde disfrutar de la refrescante y saludable música del cobre, pueden acudir a Cobre 29 un espacio dedicado al bienestar y la salud situado en las instalaciones del Hotel Meliá.

¿En qué consisten los masajes sonoros?

Debido a sus excelentes propiedades acústicas que permiten prolongar la duración del sonido, el cobre es uno de los metales empleados para la fabricación de cuencos tibetanos, los cuales se utilizan para la musicoterapia, tanto en Occidente como en el Tíbet y el Himalaya, propiciando un potente efecto curativo y espiritual. De esta manera, la terapia con estos instrumentos metálicos consiste en golpearlos o frotarlos con una baqueta para generar un masaje sonoro que ayuda a combatir la depresión, estabilizar la presión arterial y promover la relajación.

Para ello, algunos gabinetes cuentan con camillas donde los pacientes se acuestan y cierran los ojos, concentrándose únicamente en el sonido que produce el terapeuta al tocar los tazones.

Por su parte, en el espacio de spa y masaje en Valencia Cobre 29, la música de los cuencos tibetanos e instrumentos análogos habita de forma integral los espacios para crear una atmósfera en la que confluyen la terapia, los placeres acústicos y la agradable realidad visual para lograr una experiencia sensorial completa.

Beneficios de los masajes sonoros

Cobre 29 es una de las mejores alternativas para las personas que deseen desconectar, descansar y revitalizarse en un spa y masaje en Valencia que ofrezca el servicio de un equipo de artesanos del cuerpo dispuestos a modelar los músculos y articulaciones de los clientes, en una conjunción armónica con el cobre. Así, a través del principio de resonancia de los masajes sonoros se busca que las ondas vibratorias modifiquen las ondas cerebrales para ayudar a los pacientes a entrar en niveles de conciencia que los haga más receptivos a la autosanación.

A su vez, este tipo de musicoterapia con cuencos tibetanos genera la aparición de los armónicos, los cuales tienen efectos beneficiosos tanto en el cuerpo como en el campo energético de los individuos, impulsando la productividad, la felicidad, el equilibrio y la sensación de paz, además de aliviar el sufrimiento y el dolor, eliminar las inflamaciones y calmar estados de ansiedad, angustia, hiperactividad e insomnio, entre otros.

Con el acceso a la zona de aguas terapéuticas incluido de forma gratuita con la reserva de los masajes, Cobre 29 se ha posicionado como una referencia en el ámbito de la salud y el bienestar en Valencia.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.