Domoblock y la inversión en inmuebles tokenizados como alternativa a las inversiones tradicionales

El sector inmobiliario es considerado por muchos como un mercado atractivo o una oportunidad ideal para rentabilizar sus ahorros. Sin embargo, la inversión inmobiliaria tiene ciertas barreras de entrada, como no disponer de capital suficiente o no contar con el conocimiento necesario para tomar una decisión acertada.

Ante este escenario, Domoblock se presenta como una alternativa a las inversiones tradicionales. Se trata de una empresa que aplica un novedoso mecanismo de financiación basado en la economía colaborativa, mediante la tokenización de activos de alto standing.

Invertir con Domoblock en inmuebles tokenizados presenta amplios beneficios respecto a la inversión tradicional

De manera tradicional, para realizar una inversión inmobiliaria se necesitan grandes capitales, por lo que las oportunidades de los pequeños y medianos inversores se ven mermadas. Domoblock propone cambiar este escenario con el uso de la tecnología blockchain. Gracias a esta, es posible dividir el valor de una inversión en pequeñas fracciones, llamadas tokens. Los inversores podrán acceder a estos con solo unos clics, sin necesidad de disponer del capital total de la inversión. De hecho, por un mínimo de tan solo 200 €, es posible convertirse en inversor de una parte de un inmueble y tener derecho de recibir futuros intereses en forma de plusvalías con rentabilidades superiores al 15 % anual.

Otro de los obstáculos presentados es que los inversores no cuentan con el tiempo o la experiencia necesarios para realizar las gestiones. La firma también se encarga de esta parte compleja, ofreciendo excelentes oportunidades de inversión inmobiliaria sin que el inversor tenga que preocuparse por los procesos y trámites.

Por otro lado, la inversión inmobiliaria tiene poca liquidez. Esto hace referencia a la capacidad que tiene un activo de convertirse en efectivo sin sufrir un descuento significativo. Si un activo no es líquido, el inversor posiblemente no podrá comprar y vender de inmediato, enfrentándose a una incertidumbre en la fluctuación de precios. Domoblock, por medio de la tokenización, convierte a los activos en potencialmente más líquidos en un plazo de entre 4 y 8 meses, sin apalancamiento.

¿Cómo invertir con Domoblock?

Invertir en inmuebles tokenizados con Domoblock es un proceso rápido y sencillo. Los inversores deberán registrar su correo electrónico en la página web de la firma y, seguidamente, pasar por un proceso KYC/AML. Este permitirá verificar y validar su identidad, con la finalidad de gestionar el riesgo en sus transacciones financieras de forma prudente, además de prevenir el blanqueo de capital y el financiamiento de actividades ilícitas. Una vez culminado el proceso de identificación, podrá comprar los tokens del proyecto de su elección, a través de su wallet si se tiene. El inversor tradicional también podrá invertir sin la necesidad de tener un wallet, tanto por transferencia bancaria, como mediante una tarjeta de crédito.

La tokenización de activos es una excelente herramienta para derribar las barreras de entrada al sector de inversión inmobiliaria. Domoblock aprovecha sus beneficios a favor de los inversores, poniendo a su disposición un entorno de oportunidades que antes era imposible imaginar. 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.