Educación financiera, cómo la tecnología puede aumentar el acceso a estos servicios

En Latinoamérica, un amplio sector de la población, incluyendo distintos grupos vulnerables, han presentado dificultades para acceder a servicios y educación financiera. En parte, esto se debe a la escasez de sucursales bancarias físicas y a la falta de comprensión que existe sobre los productos y servicios financieros disponibles actualmente.

Entonces, muchas personas todavía dependen de métodos tradicionales de financiamiento y ahorro, y no tienen acceso a los beneficios y oportunidades que proporcionan los servicios financieros formales. En este contexto, los especialistas de la consultora tecnológica Soiant sostienen que por medio de tecnologías en la nube es posible crear soluciones móviles que están disponibles desde cualquier lugar. Se trata de una manera de facilitar la expansión de los servicios financieros a áreas rurales o remotas.

Tecnología para fomentar la educación financiera

Según explican los profesionales de Soiant, la tecnología puede ser clave para el fomento de la educación financiera. En este sentido, tanto el análisis de datos como la implementación de inteligencia artificial pueden ser herramientas poderosas. Además, al desarrollar el análisis de datos las instituciones pueden adaptar su oferta de instrucción financiera a las necesidades de cada cliente.

En este mismo sentido, las plataformas automatizadas de aprendizaje pueden generar contenido interactivo y fácil de entender para que los usuarios tomen decisiones financieras respaldadas por información confiable.

Por otro lado, la tecnología elimina limitaciones geográficas y la necesidad de contar con una infraestructura física que resulta costosa. Esto también amplía el acceso a servicios de distintas instituciones financieras. Con respecto a esto último, si bien ya hay casos de aplicación que ofrecen buenos resultados, los expertos de Soiant consideran que aún hay avances importantes que se pueden hacer.

En cuanto a las instituciones financieras, la implementación de procesos hiperautomatizados permite optimizar distintos servicios financieros para atender a un gran número de clientes reduciendo errores y mejorando la eficiencia.

Caso de éxito en el que la tecnología sirvió para ampliar la educación financiera

Los profesionales de Soiant cuentan que una cooperativa de crédito colombiana, que contaba con un bajo nivel de educación financiera entre sus miembros, consiguió mejorar la formación de sus integrantes a través de una plataforma de e-learning alimentada con inteligencia artificial. De esta manera, se crearon programas de educación personalizados basados en el perfil de cada usuario.

El resultado de esta experiencia fue positivo, ya que los miembros de la cooperativa consiguieron aumentar el nivel de confianza y comprensión de los servicios financieros que ofrecen. De esta manera, aumentaron el uso de estos servicios y la salud financiera de la organización.

Según indican los especialistas de la consultora Soiant la combinación de educación financiera y tecnología es fundamental para que más personas puedan acceder a servicios de este tipo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.