El 41 Festival de Teatro de Logroño presenta este fin de semana dos obras cargadas de sensibilidad poética, ‘Las canciones’ y ‘Una noche sin luna’

Foto archivos

El 41 Festival de Teatro de Logroño propone este fin de semana dos obras cargadas de sensibilidad poética: ‘Las canciones’, de la compañía Pavón Teatro Kamikaze; y ‘Una noche sin luna’, en la que el actor Juan Diego Botto interpreta textos de Federico García Loca.

El viernes 13 de noviembre, a las 19:00 horas, se presenta ‘Las canciones’, la obra original más musical, poética y festiva del dramaturgo y director argentino Pablo Messiez; una invitación a sentir el poder transformador de la música.

Este montaje se inspira en los personajes y situaciones del teatro de Anton Chéjov para firmar un espectáculo que nace del deseo de detenernos en el misterio de escucha. La obra cuenta entre sus intérpretes con la actriz riojana Rebeca Hernando.

En ‘Las canciones’, un grupo de personas se reúne para escuchar diversas músicas y lo que en principio parecía un acto inofensivo – un grupo de gente escuchando y cantando músicas- termina por transformarlos a todos.

El sábado 14 de noviembre, a las 19:00 horas, bajo la dirección de Sergio Peris Mencheta, el actor y autor Diego Botto interpretará Una noche sin luna. Con esta conmovedora y sorprendente pieza nos habla de Federico García Lorca desde una sensibilidad del siglo XXI, acercando al espectador a los aspectos menos conocido de su vida y obra.

El viaje que plantea la función es una forma de conocer nuestra realidad a través de la obra de Lorca. De esta manera, la obra se convierte en una pieza viva, atrevida y dinámica en la que la palabra de Lorca, su vida y su mundo sirven de espejo del nuestro.

La función recoge entrevistas, charlas y conferencias de Federico García Lorca, así como fragmentos de sus obras y, al final, a modo de tablao flamenco, muchos de sus poemas. A través de ellos y de la dramaturgia de Juan Diego Botto, el propio Lorca nos acerca a su mundo con mucha ironía, emotividad y sentido del humor. Relata su paso por la residencia de estudiantes, las críticas recibidas por Yerma, su experiencia en La Barraca, su relación con la prensa, sus amores, la tensión de sus últimos años y de esta manera nos acerca a temas como el papel de la mujer bajo su mirada siempre poética y reivindicativa, la necesidad de la libertad artística y de expresión, la lucha por la libertad de identidad sexual, o la importancia de la memoria y las raíces.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.