El Ayuntamiento de Logroño incrementa frecuencias de autobús, mejora paradas y crea nuevas dársenas durante este mandato

Además, desde comienzos de año 2021, se renovaron cuatro autobuses; en la actualidad Logroño cuenta con 53 autobuses (8 de ellos híbridos y 30 EuroVI) y 13 líneas (10 ordinarias y 3 búhos) que dan servicio a la ciudad con extensión a Lardero y Villamediana. Desde marzo de 2021, superada la parte más complicada de la pandemia, la concejalía de Desarrollo Urbano Sostenible aumentó los servicios de la Línea 1 (Lardero-Hospital San Pedro) y su frecuencia pasó a intervalos de 10 minutos, al igual que la Línea 2 (Yagüe-Varea) y la Línea 3 (El Campillo-Villamediana), que pasó de 15 a 12 minutos. Además, se han incrementado dos servicios y se han ajustado horarios de la Línea 6 (El Cortijo-Centro) para dar servicio al CEIP Navarrete el Mudo y al IES Batalla de Clavijo, más horarios al barrio de El Cortijo.

Otras de las mejoras importantes y muy valoradas por el barrio de El Campillo fue la extensión de la línea 3 desde Las Norias hasta el cementerio.

También se creó en el verano de 2020 el primer carril bus en la calle Vara de Rey con el objetivo de ganar velocidad comercial y comodidad para los usuarios del autobús urbano, además de facilitar el trabajo de los conductores y conductoras de autobuses.

En Logroño, ha explicado Jamie Caballero, “el 99,58 % de la población vive a menos de 300 metros de una parada de autobús. En la ciudad existen 607,51 plazas de autobús diarias por cada 1 000 habitantes”.

Mejora de dársenas

Durante el año 2022 se han invertido 79 867,20 euros para las obras de adecuación y mejora de 32 dársenas en paradas de autobús. Las actuaciones que se han realizado han sido las siguientes:

  • Construcción de dársena completa en la calle Almendros 12 del Polígono de Cantabria, donde la parada anterior se había deteriorado completamente y se ha ejecutado una nueva de mayor dimensión.
  • Calle Alemania, donde con doble carril por sentido y paradas de autobús retranqueadas, la maniobra al autobús no le permitía posicionarse correctamente, por lo que siguiendo el criterio del resto de la ciudad se ha trasladado la parada al carril interior para reducir de esta manera tiempo de tránsito al evitar maniobras y a la vez que se favorece la espera cómoda para las personas usuarias al aumentarse la anchura de la acera. De esto modo se han modificado las dos paradas de C/Alemania a la altura de C/Luxemburgo.
  • Se ha ejecutado la dársena completa en la calle Alemania 77 a la altura de la calle Luxemburgo, y en la calle Alemania a la altura de la calle Luxemburgo, en el barrio de Valdegastea.
  • También se ha ampliado la longitud de las cuatro dársenas de la calle Segundo Arce (1, 2, 10 y 19) en el barrio de El Campillo.
  • Se ha adecuado el pavimento podotáctil (tanto de peligro con baldosa abotonada de color amarillo, como de encauzamiento con acanaladuras y de color negro) en cumplimiento con la norma de accesibilidad que indica las condiciones de señalización táctil que deben presentar las dársenas de acceso al autobús urbano. Se comprobó que en la zona oeste de ciudad se concentraban la mayor parte de paradas que no presentan esta diferenciación obligada de pavimento, por lo que se ha actuado en 25 ubicaciones de las paradas de autobús situadas en Avda. Burgos 1, 2, 34, 43, 52, 69, 108 y 143. También en la calle Manresa 16, en Valdegastea 13 todas las paradas de c/Francia. En todas las paradas (un total de cinco) en la calle Portillejo.
  • También en Club Deportivo 53, 92, 70 y 43, y las dos en Poeta Prudencio (9 y 22).

En unos casos los trabajos han consistido en añadir bandas podotáctiles para mejorar la accesibilidad de personas invidentes, en concreto 25 de ellas, ubicadas principalmente en Avda. Burgos, Valdegastea y C/Portillejo y en Club Deportivo.

En otros casos se ha alargado la dársena para permitir al autobús acercarse más a la acera para facilitar la maniobra, como en el caso de la dársena de la calle Segundo Arce, en el barrio de El Campillo.

En otros casos las paradas se han sacado al carril de circulación para evitar maniobras, mejorar tiempo de tránsito y accesibilidad. Al mismo tiempo se gana amplitud de acera y se mejora el entorno, tanto para los pasajeros que esperan como para los peatones que transitan. Es el caso, por ejemplo, de la de calle Alemania a la altura de la calle Luxemburgo.

En alguna de estas paradas, como en la de la calle Almendros o la Avenido Club Deportivo, además de ampliar la acera, donde se han colocado marquesinas, se ha creado un nuevo paso peatonal que había sido demandado por el vecindario y que está reflejado en los presupuestos participativos.

A la mejora de estas paradas se unen las plataformas creadas con motivo de diferentes obras, como las de Gonzalo de Berceo, Murrieta (especialmente, la de la Bene donde antes las marquesinas estaban en medio de la acera), y ahora en la zona de plaza Ángel Bayo, donde además de nuevas paradas para autobuses urbanos, se ha creado una dársena específica para autobuses discrecionales, otras de las demandas históricas del sector que anteriormente paraba de forma precaria en el interior de la glorieta de plaza Diversidad.  

Logroño es, según FACUA, la ciudad española, junto con Lugo, Cuenca y Arrecife, donde más barato es el billete de autobús urbano si se adquiere un bonobús.

A partir del 1 de marzo de 2021 el bono mensual o ‘bonomés’, con viajes ilimitados durante un mes, se redujo de los 33,97 euros a 25 euros. El billete de 10 viajes cuesta 5,29 euros, la tarjeta para mayores de 65 años o personas jubiladas, de 10 viajes, 2,50 euros; mientras que la Tarjeta Tarifa Reducida (personas con movilidad reducida), también de 10 viajes, es de 1,63 €. Los menores de 10 años con tarjeta BonoPeque no pagan billete.

Tarjeta Personas Mayores de 65 años o Jubiladas (10 viajes): 2,50 €
Bono­bús (10 viajes): 5,29 €
Tarjeta Estudiante (20 viajes) (Sin requisito empadronamiento): 5,38 €
Bono Mensual: 25,00 €
Billete Bus Búho: 1,00 €
Tarjeta Bono­Peque (menor de 10 años):0,00 €

Proyecto “Ciudades conectadas”

Dos millones de habitantes, los dos millones que residen en Logroño, Valencia, Gijón, Vitoria, Fuenlabrada y Valladolid se beneficiarán del proyecto “Ciudades Conectadas”, la plataforma de primera referencia de ámbito nacional para la implantación, desarrollo e innovación de la movilidad urbana en las ciudades, que sirve a su vez de herramienta para los ayuntamientos y pone en el centro del proyecto la seguridad y simplificación de la herramienta para el ciudadano. A esa cifra de beneficiarios se sumarán los visitantes de estos municipios.

Un ciudadano de Logroño, una vez registrado en la plataforma y asociado un medio de pago, podrá comprobar el estado del tráfico, coger un autobús gestionado o alquilar un servicio de bicicleta compartida.

Al día siguiente, si viaja a Valladolid, no necesitará ningún alta nueva y podrá acceder a la ZBE de la capital si su vehículo cumple con las características propias de la ZBE de Valladolid.

Además, en otro viaje a Valencia, podrá subirse a la EMT (Empresa Municipal de Transportes) o alquilar una motosharing de la capital valenciana. Todo esto, podrá realizarlo sin darse de alta en ninguna otra plataforma, con soporte general y propio de cada operador y se aplicarán las tarifas más económicas al tipo de usuario y a la forma de desplazamiento, con postpago garantizado. Todo en una única aplicación, con un solo registro y con un único método de pago, que simplificará los trámites para los viajeros.

El proyecto -con un presupuesto de 27,7 millones de euros- está presentado en la convocatoria de los fondos europeos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España y tiene un periodo de ejecución de 31 meses. Estará finalizado en junio de 2024. En concreto, figura en los denominados fondos Next Generation del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, dentro del Programa de Ayudas a Municipios para la Implantación de Zonas de Bajas Emisiones y la Transformación Digital y Sostenible del Transporte Urbano.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Logroño aprobó la licitación para contratar una plataforma vinculada a este proyecto por un total de 1,7 millones de euros que alojará en Logroño todo el desarrollo del proyecto y tiene pendiente la adquisición del sistema informático de ayuda a la explotación y gestión del billetaje de los autobuses municipales que ayudarán a modernizar este servicio por valor de 1,56M€ sin IVA.

Objetivos

El concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Jaime Caballero, propone que el servicio municipal mantenga la misma flota y que la ciudadanía tenga, al menos, una parada a 300 metros de su domicilio. También unificar todas las líneas a una frecuencia de 10 min para facilitar el transbordo. “El resultado debe ser que los tiempos de viaje sean más atractivos para que muchas personas opten por dejar aparcado el coche y desplazarse en autobús por la ciudad, para ello también se deberán completar los carriles bus en los principales ejes de la ciudad e instalar sistemas de prioridad semafórica que cuentan con financiación de los Fondos europeos a través del proyecto de “Ciudades conectadas”, ha indicado.

En su opinión, “en la nueva red de líneas de autobús deberán jugar un papel protagonista los polígonos industriales y áreas periurbanas como El Cortijo para los que se plantea un nuevo servicio a demanda cuyo sistema de gestión también cuenta con financiación europea a travésdel proyecto de ‘Ciudades Conectadas, este autobús a demanda también será para las líneas búho, que ganarán en seguridad’”, ha afirmado.

Por último, Jaime Caballero ha indicado que la nueva red de líneas también tendrá en cuenta el cambio de la nueva estación de autobuses, que obligará a modificar algunas rutas y a desdoblar el intercambiador del Labrador, creando un nuevo nodo de conexión en la nueva estación intermodal.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.