El Ayuntamiento prepara un programa educativo sobre bienestar animal y civismo canino para fomentar la tenencia responsable de perros y mejorar la convivencia vecinal

El programa municipal educativo, que se extenderá como actividad continuada desde noviembre de 2022 hasta octubre de 2024, tiene su origen en la campaña de formación en civismo canino para personas tenedoras y adoptantes de perros de Logroño que se desarrolló en el año 2020. “Ante la muy buena acogida que tuvo esta actividad, el área de Bienestar Animal ha decidido potenciar y consolidar las actividades formativas para las personas que tienen perros, porque redunda en una mejor convivencia, así como la mejora del bienestar animal”, ha precisado Amaia Castro.

Asimismo, la concejala de Bienestar Animal ha señalado que “también hemos podido detectar que algunas de las personas que adoptan animales por primera vez en el Centro Municipal de Acogida de Animales y en otras asociaciones de protección animal no poseen toda la experiencia previa en el manejo, conocimientos etológicos o de comportamiento y convivencia con perros, por lo que hemos considerado de interés que también puedan acceder a este tipo de informaciones que se ofrecerán”.

Estos cursos vienen a ofrecer a las personas tenedoras o responsables de perros una formación e información adecuada para que la convivencia sea mejor. “Es necesario contar con el compromiso de los tenedores de los perros y ofrecerles unos conocimientos que ayuden a que la relación con el resto de la ciudadanía sea adecuada y redunde en el bienestar animal”.

En el programa se plantea el desarrollo de un curso de formación en educación cívica canina, destinado a personas tenedoras de perros, cuyo objetivo es apoyar a aquellas personas que presenten dificultades con el manejo de sus animales en el entorno urbano. Para ello se realizarán acciones formativas que refuercen actitudes correctas y les ayuden con el adiestramiento y la educación de los perros en este sentido, mejorando además el bienestar de los mismos.

Tanto las personas tenedoras de los perros como los propios animales deberán estar empadronados en Logroño para poder acceder a estas acciones formativas. Además, los animales deberán estar al día de todos los requisitos legales: inscripción en el registro, microchip y todos los requerimientos higiénico-sanitarios.

El programa completo que se incluye en el expediente de contratación hasta finales de 2024 tiene un presupuesto global de 9 075 euros (IVA incluido). El pliego de prescripciones técnicas indica que los cursos, de ocho horas de duración, deberán tener una parte teórica (4 horas) y otra de práctica con el perro (4 horas). Ambas se impartirán presencialmente. Se establece un número de asistentes por curso que se sitúa entre 4 y 10 alumnos.

Una vez se adjudique el contrato, las personas interesadas deberán inscribirse directamente a través de la empresa adjudicataria de la actividad, aportando una cuota de 20 euros en concepto de coparticipación en los gastos de impartición del curso. Por su parte, la empresa adjudicataria remitirá al Ayuntamiento de Logroño el listado de alumnos en cada curso, previo al inicio de la formación.

La documentación que deban presentar las empresas en las ofertas deberá incluir: metodología a aplicar para la ejecución de las acciones formativas, programa de trabajo con su planificación temporal, oferta económica, y formación, experiencia y grado de dedicación del personal propuesto para estas acciones.

Como ejemplo, el curso piloto desarrollado en el año 2020 por el Ayuntamiento de Logroño incluyó contenido formativo en diferentes módulos, como ‘El perro en la ciudad: comportamientos y necesidades’; ‘Prevención para problemas habituales’; ‘Introducción al adiestramiento, comunicación y mitos’; y ‘Bienestar animal y convivencia’.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.