El Centro de Interpretación de la Trashumancia encarna “el espíritu emprendedor de los riojanos a la búsqueda de un futuro mejor”

Ceniceros ha visitado el edificio tras los trabajos de recuperación de la cubierta que han finalizado recientemente

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha visitado el Centro de Interpretación de la Trashumancia del Parque Natural de la Sierra de Cameros tras haber finalizado recientemente las obras que se han llevado a cabo para reparar las cubiertas del edificio y que han supuesto una inversión de 87.509 euros.

En el acto han tomado parte, además, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore; el director general de Medio Natural, Miguel Urbiola; y los alcaldes de Lumbreras y Villoslada de Cameros, Norberto Martínez y Julio Ignacio Elías, respectivamente.

José Ignacio Ceniceros ha rememorado el movimiento migratorio que se originó en gran parte de La Rioja, y especialmente en la Sierra de Cameros, y ha asegurado que este fenómeno encarna “el espíritu emprendedor de los riojanos a la búsqueda de un futuro mejor”, algo que “este centro permite que no caiga en el olvido y, lo que es más importante, mostrar a los más jóvenes una realidad sin la cual la idiosincrasia de La Rioja no estaría completa”. Por ello, ha invitado “a todos los riojanos a que conozcan este centro”

Los trabajos que se han llevado a cabo en el Centro de Interpretación de la Trashumancia han sido ejecutados por la empresa Óscar Noval Construcciones y se han centrado en solucionar diversas afecciones en el tejado ocasionadas por las fuertes lluvias y la nieve. Estas instalaciones se encuentran enclavadas en el corazón del Parque Natural Sierra de Cebollera, a una altitud de 1.343 metros, lo que hace que “este edificio sufra como pocos los rigores de la climatología”, ha indicado el presidente.

Este importante recurso etnográfico está dedicado a la cultura de los pastores trashumantes, una forma de vida que hasta hace apenas un siglo predominaba en toda la comarca de Cameros. En su interior, dispone de una amplia exposiciónque recoge material relacionado con la trashumancia: desde vestimentas o utensilios de cocina hasta instrumentos musicales, amuletos, herramientas de trabajo y otros elementos empleados por los pastores en sus viajes “que nos permiten acercarnos a aquellas vidas tan duras”, ha relatado el José Ignacio Ceniceros.

El Centro de la Trashumancia forma parte del conjunto arquitectónico de la Venta de Piqueras, reconstruido en el año 1997 y emplazado en el Monte de Utilidad Pública ‘La Pineda’, propiedad de la Hermandad de las Trece Villas.

En los últimos cuatro años la cifra de visitantes ha crecido de forma sostenida, pasando de 3.713 en 2013 a 5.446 en 2017, el último ejercicio que se ha podido visitar durante todo el año.

Sé el primero en comentar

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.