Refuerzan el sistema de servicios sociales con el nuevo Programa de Atención Social Urgente en La Rioja

Se finaliza así con la discriminación que padecía la mitad de la población de La Rioja porque, hasta ahora, este servicio sólo existía en Logroño.

El Gobierno de La Rioja y Cruz Roja en La Rioja han firmado un convenio de colaboración para puesta en marcha del Programa de Atención Social Urgente en La Rioja. Así lo anunció la presidenta del Ejecutivo regional en el último Debate sobre el Estado de la Región, anuncio que, a través de la firma de un convenio de colaboración, ya es una realidad. El consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, Pablo Rubio, junto con el presidente de Cruz Roja en La Rioja, Fernando Reinares, y el director general de Servicios Sociales, Pablo González, han detallado en rueda de prensa este novedoso programa que ya está en funcionamiento y con el que se pone fin a la discriminación padecida por la mitad de los riojanos y riojanas ya que, hasta la fecha, hasta la fecha, sólo Logroño contaba con la prestación de este servicio que también fue implementado por un gobierno socialista.

Para la puesta en marcha de este servicio, el Gobierno de La Rioja y Cruz Roja en La Rioja han firmado un convenio de colaboración que supondrá anualmente una inversión de 200.000 euros.

En este sentido, el consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, ha destacado la puesta en marcha del Programa de Atención Social Urgente en La Rioja porque “supone un paso importante en la construcción del sistema de servicios sociales que está impulsando el Gobierno de La Rioja y que es uno de los compromisos del Ejecutivo socialista”. Y es que, tal y como ha apostillado Rubio, “al igual que existe dentro del ámbito sanitario, hemos habilitado un servicio inexistente hasta ahora para atender las urgencias sociales; atenciones a menores, mayores, situaciones de violencia de género, en definitiva, ayuda y atención a cualquier persona o familia que así lo requiera”. 

Por su parte el director general de Servicios Sociales, Pablo González, ha explicado que el programa está funcionando desde el pasado 1 de julio y, desde esa fecha, “se han atendido diez casos; tres situaciones de violencia de género; cinco tentativas de suicidio; un acompañamiento a un menor; y una atención a una persona en riesgo de exclusión social”. Cifras que, tal y como ha reiterado, “avalan la puesta en marcha de este nuevo recurso con el que además se vertebra el territorio y se garantiza la igualdad de derechos para toda la ciudanía de La Rioja”. 

En la misma línea se ha expresado el presidente de Cruz Roja en La Rioja, Fernando Reinares, quien ha insistido en que “este programa está para atender a cualquier persona o familia que necesite algo porque lo importante es que sepan que no están solos y que estamos ahí para atenderles y ayudarles”. 

Atención inmediata de cinco trabajadoras y trabajadores sociales 

Así, el nuevo Programa de Atención Social Urgente contará con personal profesional, cinco trabajadores y trabajadoras sociales, que garantizarán una atención inmediata a personas o familias que se encuentren en situación de urgencia social fuera de los horarios de la Red Básica de Servicios Sociales o por derivación de estos. Pero, además, el Programa de Atención Social Urgente también contará con la colaboración del SOS Rioja-112, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y con otros servicios de protección ciudadana.

La implementación de este programa responde a la necesidad del Ejecutivo regional de prestar a la ciudadanía una atención inmediata y profesional ante situaciones de crisis sobrevenidas de forma que, cualquier persona, puede necesitar los servicios de este nuevo recurso público ante situaciones de riesgo como: agresiones o malos tratos; abandono o soledad; situaciones de conflicto y violencia familiar; violencia de género; situaciones de desalojos imprevistos; demanda social urgente de salud, manutención acompañamiento… de personas sin hogar y sin una red de apoyo social; desprotección social relacionada con problemas de salud, falta de autonomía personal; pérdida; desorientación, falta de recursos económicos; ausencia de red social y familiar de apoyo; y siniestros y catástrofes que provoquen necesidades de atención social, entre otros. 

De esta forma, y tras detectar esta necesidad de atención urgente, la activación de este programa garantizará atención y coordinación telefónica o presencial, además de informar, orientar, asesorar, acompañar y proporcionar una solución de urgencia y derivar a la persona a otros recursos, si así procede.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.