El equipo de los bomberos de Logroño cuenta desde hoy con ocho efectivos más

bomberos

El Parque de Bomberos de Logroño cuenta desde hoy con ocho efectivos más. Se trata de ocho bomberos-conductores cuyo nombramiento ha tenido lugar esta mañana con la presencia de la concejala de Alcaldía, Igualdad y Convivencia, Eva Tobías, y el jefe de Bomberos, Alfredo Bazo. Con estas nuevas incorporaciones el cuerpo de Bomberos de Logroño suma 70 personas.

Los ocho nuevos efectivos han tenido que pasar un concurso-oposición convocado en febrero de 2019. Han superado un ejercicio teórico, una prueba psicotécnica; pruebas físicas muy exigentes de fuerza, carrera, natación, trepa de cuerda, salto…; pruebas prácticas: vértigo, claustrofobia, conducción y de varios oficios.

También han pasado un reconocimiento médico muy completo y han realizado un curso selectivo de formación y prácticas de 300 horas de duración, parte de ellas integradas en directamente en el propio servicio.

Con su incorporación, la plantilla se compone de 66 personas en el operativo, bomberos y mandos de bomberos, que trabajan directamente en atención de siniestros. Se completa con otras cuatro personas de personal técnico y administrativo: Técnica de Prevención, Encargado de Mantenimiento, Administrativo y Director General hasta un total de 70 personas en el servicio.

Eva Tobías Olarte, concejala de Convivencia, ha afirmado durante su intervención que ha apelado al compromiso y a la vocación de servicio público del cuerpo de Bomberos. “Os conozco desde hace poco más de un año, cuando acepté la responsabilidad delegada por el Alcalde en materia de Convivencia (y por tanto de bomberos), y si algo he aprendido, con más fuerza si cabe porque lo he vivido junto a vosotros, es la necesidad de un compromiso con la ciudadanía que pasa por la mejora continua que pretendéis en vuestra labor diaria…precisamente para poder desarrollar bien aquello que os hemos encomendado: el cuidado de los demás. Compromiso, también, por vuestra motivación por pertenecer a una organización como el Ayuntamiento de Logroño y aportar valor. Compromiso que debe ir ligado, ineludiblemente a un desarrollo profesional y a un proyecto atractivo”, ha afirmado.

Con estos nuevos nombramientos, explica Alfredo Bazo, jefe de Bomberos, “también se consigue tener una lista de espera de 20 personas formadas (han hecho el mismo curso y pasado las mismas pruebas), que podrán ser llamadas de forma interina en caso de necesidades en el futuro: bajas, jubilaciones… Actualmente ya hay 5 bomberos conductores interinos en el servicio”.

Sobre el Parque de Bomberos de Logroño

El parque municipal de Bomberos de Logroño comenzó a funcionar en 1912 con una plantilla de 36 bomberos especialistas en albañilería, carpintería, fontanería o mecánica. Desde entonces, este servicio se ha ido mejorando progresivamente, dotándose de importantes medios materiales e incrementando su personal con profesionales cada vez mejor formados y especializados.

La función de los bomberos “es atender el salvamento de personas, animales y enseres en cualquier tipo de siniestro”, explica el jefe de Bomberos. “Apagar incendios es sólo una parte de nuestro cometido, ya que a lo largo del año atendemos unas 1.500 intervenciones de media, de las que menos de 500 son extinciones de incendios (la mayoría de vegetación, contenedores, viviendas). “Realizamos más salvamentos y rescates, alrededor de 700”. Estas últimas actuaciones han aumentado últimamente, como las aperturas urgentes de puertas, que se han triplicado en los últimos diez años, especialmente para rescatar a personas mayores que se han caído, se han quedado atrapadas o no se sabe de ellas desde hace tiempo; o también relacionadas con casos de suicidio. Sin embargo, realizan menos rescates en carretera debido a que el número de accidentes se ha reducido. El resto de las actuaciones son trabajos de prevención, caídas de objetos, saneamientos de fachadas, achiques de agua y retirada de enjambres de abejas y avispas, intervención que también se ha incrementado notablemente.

Durante el tiempo de confinamiento por la pandemia se redujo de forma significativa el número de intervenciones, especialmente de incendios y accidentes, al haber menos actividad y menos tráfico. En este periodo se realizaron de forma cotidiana desinfecciones de espacios públicos y hubo que hacer algunos rescates de personas enfermas.

Los riesgos cambian con los tiempos y nuestros bomberos deben adaptarse.

18 vehículos, cada uno con una función

Entre el material del Parque de Bomberos destacan los 18 vehículos de los que disponen (uno de ellos no está operativo pero es una ‘joya’ porque es un camión de bomberos de hace 55 años, con interior de madera, que participa en la cabalgata de Reyes). Cada vehículo tiene su función determinada.

Además de cuatro autobombas (dos pesadas, una ligera y otra forestal), el parque cuenta con dos autoescalas de 37 y 42 metros, esta última la de más alcance de La Rioja y recibida hace menos de dos meses. También disponen de un vehículo cisterna de 12.000 litros de agua para abastecer las autobombas y otro vehículo de altura para industria con brazo articulado. Además la bomba forestal para incendios de vegetación tiene un uso polivalente, dado que en invierno se utiliza como quitanieves en Logroño.

Adicionalmente hay varios vehículos de mandos y auxiliares, así como una embarcación para rescates acuáticos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.