El Gobierno de La Rioja aporta 105.000 euros al dispositivo que lleva a cabo el Ayuntamiento de Logroño en el Polideportivo Titín III y su entorno

El Ayuntamiento de Logroño y el Gobierno de La Rioja suman esfuerzos para atender las necesidades sociales de la población temporera. El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, y el consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, Pablo Rubio, han suscrito esta mañana el convenio de colaboración en virtud del cual el Gobierno de La Rioja aporta 105.000 euros, un 36 por ciento más que en 2020, al dispositivo que llevará a cabo en esta ocasión el Consistorio logroñés en el Polideportivo Titín III y su entorno. 

En función de este convenio, el Gobierno de La Rioja colabora para atender las necesidades sociales, de alojamiento y alimentación de la población temporera que viene a Logroño para realizar labores agrícolas y que se desarrollarán en un dispositivo municipal humanitario que este año tendrá lugar en el Polideportivo Titín III del 15 de septiembre al 14 de octubre. 

Este dispositivo mantendrá las condiciones sanitarias establecidas el año anterior donde se recogían recomendaciones sobre alojamiento, desplazamientos y operativa agrícola. “De acuerdo con estos criterios, ha afirmado el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, en el Polideportivo Titín III se exigirá el uso de mascarillas y las medidas de distanciamiento social, así como hábitos de higiene adecuados, para lo que se suministrarán material de aseo y se dispondrá de hidrogel en el recinto, además de tomar todas las precauciones para minimizar los contagios”.  

De esta manera, “mantenemos nuestro objetivo de ofrecer la atención y servicios adecuados a las personas que vienen a la ciudad para buscar trabajo en la campaña de la vendimia”, pero, “como ya explicó el concejal de Servicios Sociales, de acuerdo con la información ofrecida por los propios temporeros que pernoctaron el año pasado, la mayoría de las personas alojadas trabajaron el día de la pernocta. Lo que indica que alguien no cumplió con sus obligaciones de dar alojamiento a sus trabajadores, tal como marca la ley”.  

Además, ha dicho Pablo Hermoso de Mendoza, “se habilitará un punto de consigna e información en el entorno de la estación de autobuses, así como de un servicio de transporte desde la estación de autobuses al Polideportivo Titín III”. 

El alcalde de Logroño ha señalado la necesidad de que, dadas las actuales circunstancias, las instituciones y entidades implicadas con la campaña “contribuyamos para lograr que la movilidad de estos trabajadores temporales sea la mínima entre localidades. El Ayuntamiento de Logroño trabaja en un dispositivo humanitario porque la competencia del alojamiento y la manutención de estas personas que vienen a nuestra tierra a trabajar es responsabilidad y competencia de los empleadores”, ha indicado. 

Pablo Hermoso de Mendoza ha recordado que el dispositivo de este año contará con 150 plazas, 45 más que el año pasado, y ha recordado que dispondrá también de un punto de mediación sociolaboral, cuya finalidad es acercar a las personas temporeras con contratadores, para garantizar las condiciones laborales y evitar que estas contrataciones se realicen mediante subcontrataciones o mafias. 

De acuerdo con la evaluación realizada del dispositivo del año pasado, este año se contará con un espacio para poder lavar la ropa y tenderla; y, de la misma manera, y un servicio para ofrecer un desayuno caliente antes de salir a buscar trabajo. 

El alcalde de Logroño ha recordado que son “los Servicios Sociales del Ayuntamiento quienes dirigen el dispositivo especial para la atención a personas temporeras en la ciudad, coordinando al resto de unidades municipales implicadas y la labor que desarrollan los voluntarios de las entidades que participan y que forman parte de la Mesa de la Pobreza: Cáritas, Cruz Roja y Cocina Económica”. A todos ellos ha agradecido su trabajo y su implicación. 

Un 36 por ciento más  

Por su parte el consejero de Servicios Sociales y Gobernanza Pública, Pablo Rubio, ha recordado la sensibilidad del Ejecutivo regional con los profesionales temporeros que ya están llegando a La Rioja para trabajar en las distintas campañas de recogida y prueba de ello es que la cuantía destinada es un 36 por ciento superior a la de 2020. “Con el objetivo de no dejar a nadie atrás, el Gobierno de Concha Andreu continúa con la estrategia de apoyo a las entidades locales, en este caso al Ayuntamiento de Logroño, en la financiación de albergues para acoger a estos profesionales que deben ser alojados por los agricultores que los contratan”, ha dicho. 

Sin embargo, ha proseguido, “algunos llegan a La Rioja sin esas necesidades de alojamiento satisfechas, razón por la que desde el Gobierno de La Rioja financiamos a las entidades locales que ponen en marcha estos albergues para acoger a estos trabajadores en condiciones dignas de seguridad e higiene, aspecto fundamental este último, porque seguimos luchando contra la COVID-19”.  

El pasado 20 de agosto abrió sus puertas el albergue de Alfaro financiado por el Ejecutivo regional con 30.000 euros, un once por ciento más que en 2020. El próximo 15 de septiembre abrirá sus puertas el albergue de Logroño financiado por el Gobierno de La Rioja con 105.000 euros, un 36 por ciento más que en 2020. 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.