El Gobierno de La Rioja destina casi 1,8 millones a la prórroga por un año de la atención residencial de 40 plazas de menores en régimen de acogimiento

Publicidad

El Consejo de Gobierno ha autorizado hoy, 16 de abril, al gasto de 1.786.068,80 euros para prorrogar durante un año los contratos con la Fundación Diagrama Intervención Psicosocial y con la Fundación para la Atención Integral del Menor (FAIM) los servicios de atención residencial de 40 plazas de menores entre los 6 y los 18 años sujetos a medidas de protección, cuya guarda se ejerce a través del acogimiento residencial por parte de la Comunidad Autónoma.

La ampliación del contrato con la Fundación Diagrama Intervención Psicosocial (1.408.708.8 euros) financiará 32 plazas para la atención integral de media-larga estancia; y la del acuerdo con la Fundación para la Atención Integral del Menor (FAIM) (377.360 euros), 8 plazas para atención inmediata, provisional y urgente, mientras se valora la medida de carácter estable más adecuada al interés de cada menor. A partir de esa valoración se decide si pasa a residir en un recurso de media-larga estancia que, en la actualidad está ampliado de 27 a 32 plazas, de las que a día de hoy están ocupadas 31. Por su parte, de las 8 plazas con las que cuenta el servicio de atención inmediata y urgente están ocupadas 5.

En ambos casos la Dirección General de Servicios Sociales e Instituto de Igualdad ha considerado adecuada la prestación de servicios que ofrecen las empresas adjudicatarias. Se trata de las segundas prórrogas de los dos contratos, de las cuatro previstas, y se extenderán desde el próximo 1 de mayo hasta el 30 de abril de 2025.

Según lo establecido en la Ley de Protección de Menores de La Rioja, corresponde la Comunidad Autónoma, a través de la Consejería competente en materia de Servicios Sociales, la declaración de situaciones, la tramitación de procedimientos y la adopción y ejecución de medidas de protección que regula dicha ley, así como la coordinación general de la atención a los menores, la planificación de la misma y la evaluación de los programas. Dentro de las medidas de protección de menores, la misma Ley contempla el acogimiento residencial, el cual comporta el ingreso de un menor en un centro residencial de titularidad de la Comunidad Autónoma, o de una institución pública o privada colaboradora.

La primera prórroga para el periodo 2023-2024 fue por un importe de 1.412.380 euros en el lote 1 y de 378.336 euros en el lote 2. En la segunda prórroga (2024-2025), con un día más por ser bisiesto este año, están previstos 1.408.708 euros en el lote 1 y 377.360 euros en el lote 2.

La inversión es la misma (excepto el coste del 29 de febrero), porque se mantiene el precio a lo largo de las anualidades de prórroga. No hay revisión, dado que ya se ha incluido la estimación de IPC y variaciones a futuro desde el precio inicial.

El objetivo del servicio es prestar una atención integral a las personas menores de edad, conforme a la legalidad vigente, encaminada a su pleno desarrollo en todos los ámbitos de la vida.

¿En qué se concreta esta atención integral?

Este servicio ofrece a los menores un hogar con marco de vida cotidiana normalizado en el cual pueden desarrollar todos los ámbitos de su personalidad y son atendidas sus necesidades de todo tipo, tales como educativas, sanitarias, psicológicas, familiares, jurídicas y de inserción sociocomunitaria además de, por supuesto, alimentación, higiene y enseres personales.

Para ello se cuenta con equipos multiprofesionales de intervención directa provenientes de las especialidades de Educación, Trabajo Social y Psicología, así como personal auxiliar y equipos técnico-directivos en funciones de planificación y coordinación.

En definitiva, se trabaja para potenciar el desarrollo y la autonomía de cada menor según su momento evolutivo personal, ofreciéndole los recursos necesarios para su plena integración social.

Cada menor convive en un piso hogar, similar a un hogar familiar, con otros y otras menores y con los equipos educativos, que procuran que realice su vida cotidiana como cualquier menor de su edad, dentro de la sociedad actual, manteniendo, cuando es posible, la relación y las salidas con su familia.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.