El Gobierno de La Rioja refuerza la plantilla de la Fundación Riojana de Apoyo a la Discapacidad para poder abordar el incremento de la demanda

Publicidad

La consejera de Salud y Políticas Sociales del Gobierno de La Rioja, María Martín, ha visitado hoy, día 14, la Fundación Riojana de Apoyo a la Discapacidad en el mes en que se cumplen 20 años de la puesta en marcha de la unidad con la contratación de las cinco primeras trabajadoras. En la actualidad, Fradis cuenta con una plantilla de diez personas que pasarán a ser 13, mayoritariamente mujeres. Tal como se abordó en el último patronato, está prevista la incorporación de un educador social, un auxiliar para el área jurídica y un subalterno para reforzar la atención ante el incremento de la demanda.

 

La titular de Salud y Políticas Sociales ha felicitado durante su visita a las trabajadoras, “por el impacto positivo del trabajo de estas personas en la Fundación Riojana de Apoyo a la Discapacidad en la mejora de las condiciones de vida, rehabilitación e integración social de muchas de las 1.400 personas a las que han apoyado en estos 20 años y que son los casos más complejos que se producen en la sociedad y que más recursos y esfuerzos de la Administración requieren”.

 

La Fundación inició su labor en marzo de 2004 con cinco trabajadoras, que tenían a su cargo la atención de 21 personas mayores de edad con discapacidad. Después de dos décadas la Fundación sigue prestando apoyo a seis de esas 21 personas iniciales. Durante estos años, la entidad ha desempeñado el papel tutelar (hoy denominado medida de apoyo) en beneficio de 679 personas mayores de edad con discapacidad, y la guarda y protección de bienes de 721 menores tutelados por la Comunidad Autónoma. En total, 1.400 personas.

 

En 2023, Fradis apoyó a 558 personas: 362 mayores de edad con discapacidad y otras 196 menores en situación de desamparo, tuteladas por la Comunidad de La Rioja, con la finalidad de guarda y protección de sus bienes. Cada persona usuaria requiere una intervención personalizada en función de la complejidad de sus circunstancias personales, sociales, sanitarias, patrimoniales y judiciales.

 

“La Fundación Riojana apoya a las personas que, por orden judicial, requieren medidas de apoyo y, de forma subsidiaria, a las familias. El apoyo a las personas con discapacidad es una máxima exigible no solo a Fradis, sino a las familias, a la sociedad y a todos los profesionales y entidades. A lo largo de nuestra vida todos necesitamos apoyos y las personas con discapacidad precisan aún de mayores ayudas, por lo que necesitamos una sociedad en la que las entidades y las personas asumamos mayores compromisos, más responsabilidades y actuemos con solidaridad”, ha sentenciado María Martín.

 

Coordinación de profesionales del Gobierno para un objetivo común

El rendimiento de la Fundación es factible gracias al trabajo en equipo interdisciplinar de las personas que integran sus áreas jurídica, social y económica y a la implicación de profesionales y entidades que a lo largo de su trayectoria han prestado sus servicios o colaborado: proveedores de alimentación, transporte, comercios locales, limpieza, empresas de acompañamiento y personal de cuidados y sociosanitario para el apoyo de programas de intervención. Todas han sido determinantes en la continuidad del servicio en momentos tan críticos como los ocasionados por la pandemia COVID-19.

 

La intervención personalizada procurando que prevalezca la voluntad, deseos y preferencias en la medida de los recursos disponibles, en equilibrio con la atención adecuada a las necesidades de apoyo y la gestión de un entorno socioafectivo complejo e hiperestimulado, es un desafío para Fradis.

 

El trabajo realizado reviste cada día mayor complejidad. Se ha iniciado un proceso de “normalización” de la salud mental, que es muy positivo, pero que ha supuesto un incremento de demandas hasta ahora no atendidas.

 

Debido al aumento progresivo de la complejidad de las personas a las que se presta apoyo, como consecuencia en la mayoría de los casos de problemas de salud mental, un  proceso de envejecimiento notable y el aumento de las personas con discapacidad que precisan de apoyos en el ejercicio de su capacidad jurídica, se ha incrementado el número de personas atendidas y el porcentaje que reside en domicilios.

 

Perfil de los usuarios

En cuanto al perfil de las personas mayores de edad con discapacidad, protegidas por la Fundación Riojana de Apoyo a la Discapacidad, el 52 por ciento tiene una enfermedad mental grave; el 19 por ciento presenta demencia o deterioro cognitivo; el 16 por ciento tiene discapacidad intelectual; el 8 por ciento tiene patología dual y el 5 por ciento tiene discapacidad física/psíquica o sensorial.

 

Además, el 55 por ciento de las personas a las que presta apoyo la Fundación son hombres, la mayoría en la franja de edad entre 41 y 64 años. El 45 por ciento de mujeres con medidas de apoyo tienen entre 65 y 85 años. Respecto al lugar de residencia de las personas protegidas, el 64 por ciento (168 personas) vive en centros y el resto (94 personas) en domicilios. En cuanto a sus ingresos, el 98 por ciento cuenta con una pensión o prestación económica.

 

 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.