El Gobierno de La Rioja se reúne con las Comunidades de Regantes del valle del Iregua para detallar el plan de modernización en favor de un regadío común eficiente y sostenible

La consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, Eva Hita, y la directora general de Desarrollo Rural y Reto Demográfico, Nuria Bazo, se han reunido con presidentes, representantes y usuarios de las trece Comunidades de Regantes del valle medio-bajo del Iregua en la Colonia de Albelda para abordar los detalles técnicos del proyecto estratégico de modernización del regadío del Iregua para impulsar un regadío común eficiente y sostenible. En la reunión han participado también técnicos del Servicio de Infraestructuras Agrarias de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población que participan en la coordinación del proyecto.

En el encuentro, al que han asistido más de 350 regantes, se ha expuesto el Plan Director del Regadío del Iregua, cuyo trámite de evaluación pública ha concluido, que aborda el diagnóstico de la situación, la garantía de recursos hídricos futuros, la fijación de objetivos y el programa de actuaciones para acometer la modernización. El Gobierno de La Rioja ha encargado la redacción del Plan Director y el Proyecto de Ejecución a la empresa pública TRAGSATEC por un presupuesto de 830.000 euros.

La zona regable del valle medio-bajo del río Iregua incluye los regadíos de los términos municipales de Albelda de Iregua, Alberite, Entrena, Fuenmayor, Lardero, Logroño, Nalda, Navarrete y Villamediana de Iregua. El Gobierno de La Rioja ha realizado una apuesta importante por esta actuación que involucra a trece comunidades de regantes y engloba 10.518 hectáreas de viñedo, cereales y frutales.

Actualmente tres de cada cuatro hectáreas de cultivo en el valle del Iregua se riegan a manta y solo un 5 % cuenta con sistemas modernos de riego con control de volumen de consumos. La modernización del regadío permitiría modernizar las infraestructuras e implementar sistemas de riego que permitan un control y gestión adecuada de los recursos y el desarrollo de instalaciones de riego eficientes y automatizadas.

Entre los beneficios de un regadío común modernizado, figura la mejora de la eficiencia del uso del agua de riego; la mejora de la productividad y rentabilidad de las explotaciones; la garantía de la disponibilidad de agua a demanda ante el escenario de cambio climático; la revalorización patrimonial de las explotaciones, el favorecimiento de la actividad emprendedora y el relevo generacional. La modernización del regadío genera un menor impacto ambiental, disminuyendo el consumo de agua y la contaminación difusa por nitratos. Y consigue una mayor calidad de vida para el agricultor, al incorporar las nuevas tecnologías y la capacidad de programar todos los riegos según sus necesidades.

“El proyecto de modernización del regadío del Iregua es una apuesta firme por el futuro del valle para producir con menos recursos, aumentar la competitividad de la actividad agrícola en la zona y mejorar la calidad de vida en el medio rural”, ha asegurado la consejera de Agricultura. Hita ha destacado que la modernización del regadío del Iregua “es una defensa del agua en el valle como continuidad de la actividad agrícola”. Porque “este avance hacia la modernización no es una opción, es una necesidad, ante el escenario presente y futuro de cambio climático”.

Inversión pública inédita en modernización de regadíos

La consejera de Agricultura ha recordado que “el Gobierno de La Rioja está realizando una apuesta histórica a favor de los regadíos”. Ha enfatizado que “La Rioja está recibiendo un apoyo histórico presupuestario gracias al respaldo de la financiación del Gobierno de España y la Unión Europea y el impulso adicional del Gobierno regional”. Y ha resaltado que “entre 2022 y 2027 se llevará a cabo la mayor inversión pública jamás conocida destinada a la modernización de regadíos en España. Estamos ante una oportunidad única y que no podemos garantizar que vuelva a producirse”.

El presidente del sindicato central de la cuenca del Iregua, José María Daroca, ha señalado que “la realidad de nuestro regadío, de las tendencias legislativas y del cambio climático justifica la modernización del regadío, para poder disponer de unas explotaciones agrícolas con un sistema de riego actual, con garantías suficientes de suministro de agua, con un mejor control y gestión de los recursos con infraestructuras modernizadas que mejoren la calidad de vida de los agricultores”. 

La directora de Desarrollo Rural y Reto Demográfico ha asegurado que el proyecto de modernización del regadío del Iregua “es un proyecto ambicioso, pero posible, para poner en primera línea a la agricultura de un valle que es esencial en la garantía de abastecimiento alimentario”. Bazo ha anunciado, asimismo, que la Consejería de Agricultura impartirá en enero charlas informativas en las nueve localidades que comprende el proyecto de regadío común para facilitar la información y la resolución de dudas.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.