El Gobierno de La Rioja subraya la contribución de la fruticultura para ser palanca de la sostenibilidad, innovación y el relevo generacional en el sector agrario

La consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, Eva Hita, ha inaugurado las XXXVI Jornadas de Fruticultura, que organiza el Ayuntamiento de Alfaro, con la colaboración del Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, en las que también ha participado la directora general de Agricultura y Ganadería, María Jesús Miñana. En la jornada Administración y expertos han coincido en la oportunidad de fomentar una fruticultura sostenible, referente para otros cultivos.

La consejera de Agricultura se ha referido a que “a factores estructurales se unen factores coyunturales que comprometen la rentabilidad de las explotaciones. Pero el contexto es también de oportunidad para el sector de la fruticultura, para afianzar su compromiso constante con la sostenibilidad, con la innovación, con la excelencia, desde modelos también de asociacionismo para ganar dimensión y desde su contribución a favorecer un medio rural vivo, del que el mejor ejemplo es el relevo generacional, muy necesario, también en femenino, que ya vemos en muchos de las empresas del sector”. Hita ha apostado por “avanzar, en definitiva, hacia sistemas que garanticen maximizar los recursos de hoy y del mañana, que aseguren la suficiencia alimentaria, desde una remuneración siempre justa desde el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria, para que la actividad agraria sea una opción de vida de futuro y con futuro”.

Las jornadas han sido impartidas por equipo técnico de la consejería del Servicio de Investigación Agraria y Sanidad Vegetal, expertos del Instituto de Investigación y Tecnología Agraria (IRTA) y especialistas en agroecología. En ellas se ha abordado la apuesta por consolidar un sector agrícola innovador, digitalizado y sostenible. “Estos son objetivos de la nueva PAC a los que se orientan también sus prioridades presupuestarias”, ha indicado Hita.

Más del 40 por ciento del presupuesto total de la nueva PAC irá dirigido a alcanzar los objetivos climáticos y ambientales. Y un 23 por ciento del presupuesto de la nueva PAC será destinado a las nuevas ayudas de los ecorregímenes, que remunerarán a las explotaciones realicen prácticas agrícolas o ganaderas beneficiosas para el clima y el medio ambiente mediante compromisos anuales voluntarios. Los frutales también podrán acceder a ellos a través de las prácticas para realizar en las superficies de cultivos leñosos.

Asimismo, la agricultura ecológica, contará con un presupuesto significativamente aumentado, en un 40 por ciento, para remunerar a las explotaciones que realicen prácticas agrícolas beneficiosas para el clima y el medio ambiente y garantizar que se mantiene este compromiso en el tiempo, con un pago por superficie a los beneficiarios que se comprometan a adoptar las prácticas y métodos de producción ecológicos. Este aumento del presupuesto para la agricultura ecológica se refleja en el incremento de los importes por hectárea, también para frutales.

“La fruticultura será, sin duda, un aliado para contribuir a lograr los objetivos del Pacto Verde Europeo, entre ellos, reducir el uso de pesticidas de síntesis químicos, de fertilizantes y antimicrobianos, aumentar la superficie de agricultura ecológica y proteger y recuperar la biodiversidad”, ha asegurado Hita.

Mientras, La Rioja avanza firme hacia una cadena agroalimentaria más sostenible para el productor, consumidor, clima y medioambiente con el objetivo común de llegar a un 25 por ciento de tierras agrícolas en producción ecológica en 2030, con la elaboración del Primer Plan Estratégico de Agricultura Ecológica de La Rioja, en colaboración con el Consejo de la Producción Agraria Ecológica de La Rioja, en un proceso participativo con más de cuarenta representantes del sector.

“La sostenibilidad no es una opción, es una necesaria elección ante una crisis climática en la que todos debemos ser parte de la solución, para mitigar también los fenómenos climáticos adversos y sus consecuencias perdurables. En este contexto de creciente siniestralidad, el Gobierno de La Rioja se compromete con el apoyo presupuestario al seguro agrario como respaldo a las rentas agrarias” ha asegurado Hita. El total de inversión del Gobierno de La Rioja en la legislatura en los seguros será, así, de 14,7 millones de euros.

Oportunidad para los fruticultores para acceder a derechos de pago

En relación a la nueva PAC, la directora general de Agricultura y Ganadería, María Jesús Miñana, ha destacado la oportunidad que ofrecerá esta reforma a los fruticultores, para acceder a una asignación de nuevos derechos de pago de la ayuda básica a la renta de sostenibilidad, de ámbito nacional, a agricultores activos que no pertenecen a sectores integrados en el pago básico. “Los requisitos serán que no hayan podido acceder por jóvenes agricultores o por nuevos agricultores, que hayan ejercido la actividad como responsable de explotación desde al menos 2015 y que no han sido titulares de derechos de pago básico. Asimismo, tienen que estar dados de alta en la Seguridad Social y tienen que acreditar formación y capacitación”. A esta nueva asignación de derechos se va a destinar un importe inicial de un 3 por ciento de la reserva nacional y, si fuera necesario, en 2024 un 1 por ciento adicional.

Miñana también ha enfatizado la oportunidad que ofreceren las prácticas voluntarias de los ecorregímenes para los fruticultores, de los que tendrían aplicación a la fruticultura las práctica de cubiertas vegetales vivas o inertes y los espacios de biodivsersidad.

En relación a las ayudas agroambientales, ha hecho referencia a la nueva ayuda regional de gestión de insumos agrícolas mediante tecnologías de dosificación variables para fitosanitarios y fertilizantes, con un importe de 46 euros por hectárea en cada una de estas prácticas.

También ha asegurado que se introduce como novedad en las ayudas agroambientales la lucha alternativa a la lucha quimica como la confusión sexual en frutales, entre otros cultivos, la captura masiva en olivar y cerezo y la suelta de antocóridos en peral. Esta ayuda tendrá un importe de 125 euros/ ha.

Respecto a la agricultura ecológica, Miñana ha indicado que será considerada superficie admisible a partir de 0,5 hectáreas en frutales. El compromiso requerido es que el 70 por ciento de superficie se mantenga en ecológico y la superficie de compromiso es de la totalidad de los cultivos. El importe que se cobrará será en la conversión de 632 euros/hectárea y 550 euros/hectárea en el mantenimiento.

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.