El nuevo centro de salud de La Villanueva atenderá a sus primeros pacientes después del verano

Publicidad

Las obras del nuevo centro de salud La Villanueva de Logroño avanzan a buen ritmo y su apertura se prevé para después del verano, según ha anunciado este jueves, día 7, la consejera de Salud y Políticas Sociales, María Martín, que ha visitado las obras de esta nueva instalación sanitaria. El nuevo centro de Salud La Villanueva será un edificio de alta eficiencia energética, ya que utilizará fuentes de energía renovables. En su construcción se han invertido más de 7 millones de euros provenientes de los fondos europeos FEDER.

 

El proyecto se ha elaborado respondiendo, por un lado, a su singular situación y al mismo tiempo al Plan Funcional, elaborado por Salud, donde se contemplaban todos los servicios que ofrecerá el nuevo centro sanitario. La nueva instalación sanitaria sustituirá al centro de salud Rodríguez Paterna, operativo desde el año 1988 y que era el centro de referencia para 10.478 logroñeses de la Zona Básica de Salud número 13.

 

Nueva ‘manzana sanitaria’ en el centro de Logroño
Las obras del centro de salud La Villanueva comenzaron el 1 de diciembre de 2021 en la antigua parcela de la comisaría de la Policía Nacional, en Avenida de Viana. Con un presupuesto de 7.571,778.30 de euros, el edificio ocupará una superficie de 4.903 metros cuadrados, frente a los 1.500 metros cuadrados del centro de salud Rodríguez Paterna.

 

El edificio de La Villanueva, al proyectarse después de la pandemia, dispone de circuitos sanitarios independientes para impedir la transmisión de posibles enfermedades similares al COVID. De hecho, este centro sanitario de nueva generación podrá ser utilizado por zonas totalmente independientes con salidas y entradas propias. Los materiales de acabado del centro serán todos lavables y las salas de espera serán más amplias que en el resto de centros de salud.

 

Dada la singularidad de la parcela en la que se encuentra, el edificio tiene una fachada principal, acorde a los edificios situados en la calle Avenida de Viana, como el Hospital General y el colegio de La Enseñanza y, por otro lado, da respuesta a la Plaza del Coso fragmentando el edificio hasta conseguir una escala residencial de patios. Asimismo, permite el acceso directo desde Avenida de Viana a la Plaza del Coso.

 

La fachada principal del centro de salud se abre al sur para crear una pequeña plaza de acceso y en las plantas superiores, la fachada se abre para mirar al casco antiguo. Las consultas se sitúan principalmente en las calles laterales, El Coso y Capitán Gaona, para garantizar su privacidad.

 

En la planta baja, con una superficie de 968 metros construidos, se dispone en la zona de la derecha el área de recepción y acceso, la zona de extracciones, pediatría y el núcleo de comunicaciones y servicios existente en cada planta; y en la zona de la izquierda se ubicarán la Sala de la Comunidad.

 

En planta primera, con 1.125 metros cuadros construidos, se sitúan 8 consultas de medicina de familia, siempre comunicadas con las 8 de enfermería, a las que se suman 2 consultas de odontología y un despacho para el trabajador social. En el peine central se ubica una sala de Cirugía menor y otra para Técnicas diagnósticas; y en el centro se sitúan los núcleos de comunicaciones, escaleras y ascensores, servicios para usuarios y profesionales y los oficios y almacenes.

 

En planta segunda, con una superficie de 1.140 metros cuadrados, se han proyectado 5 consultas de medicina de familia y comunicadas con ellas 5 consultas de enfermería. También se ubica en esta planta una Unidad de Preparación al Parto, con una sala de actividades de 60 metros cuadrados y la consulta de la Matrona. En el peine central se sitúa la biblioteca/sala de juntas, el aula de usos múltiples y la zona de estar del personal. En esta planta también están los despachos de los responsables del Centro. Como en el resto de las plantas, hay una zona central de comunicaciones y servicios generales.

 

Por último, en el sótano, con 1.266 metros cuadrados, se ubica un aparcamiento, zonas de instalaciones, vestuarios y almacenes.

 

 

Eficiencia energética a través de geotermia e instalación fotovoltaica
La Villanueva será un edificio de consumo de energía casi nulo con estándares y criterios similares al passivhaus (edificios en los que se consigue reducir las necesidades de calefacción y refrigeración), lo que supone un ahorro energético muy superior al mínimo exigido por la normativa vigente al tener una calificación energética A.

 

Cuenta con dos fuentes de energía renovables: la geotermia, que aprovecha la temperatura casi constante del suelo a través de los 24 pozos que están proyectados; y una instalación fotovoltaica, situada en la cubierta, para autoconsumo del edificio. La climatización, por ejemplo, se realizará mediante suelo radiante-refrescante y ventilación atemperada, por lo que ninguna estancia recibirá aire recirculado de otras zonas.

 

En su construcción, se ha tenido especial cuidado con el tema de la acústica. Por un lado, para que el edificio no produzca emisiones de ruido en su entorno, por lo que se prevé que todas o la mayoría de instalaciones se sitúen en sótano y no en la cubierta. Por otro lado, se cuidará la protección de la intimidad de los usuarios, por lo que se garantizará que las consultas estén aisladas correctamente.

 

 

 

 

 

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.