El pago fraccionado gana popularidad como alternativa para enfrentar el gasto anual de más de 250 euros en mantenimiento de vehículos

Publicidad

El gasto medio de todas las reparaciones y sustituciones especificadas en el manual del fabricante, a lo largo de la vida del vehículo, se cifra en unos 9.900 euros. 

En un contexto de inflación elevada y precios en alza los conductores españoles buscan soluciones como plazox para planificar los gastos de sus vehículos.

Una ayuda para afrontar imprevistos

La situación económica en muchas familias está provocando que aumente la necesidad entre los conductores de encontrar soluciones que les permitan periodificar los gastos, a veces imprevistos, de sus vehículos. Esta situación se vuelve especialmente relevante durante el verano, cuando los viajes por carretera aumentan significativamente debido a las vacaciones.

La Dirección General de Tráfico (DGT) lleva a cabo las conocidas “operaciones salida” en julio y agosto, donde se recomienda precaución al conducir y se aconseja revisar previamente el estado de los automóviles. 

Estudios recientes indican que la primera revisión del coche se realizará a los 15.000 km y costará entre 15 y 30 euros, a menos que haya sufrido algún percance cubierto por la garantía del fabricante.

La segunda revisión, a los 30.000 km, tendrá un precio de aproximadamente 150 a 200 euros. La revisión a los 60.000 km puede costar entre 150 y 250 euros, y a los 120.000 km los gastos serán más altos, superando los 250 euros.

Sin embargo, es importante destacar que los conductores descuidan el mantenimiento de sus vehículos a medida que envejecen, lo cual constituye un grave error. Precisamente en este momento, es cuando se debe prestar más atención, ya que aumentan las averías y los riesgos de accidentes.

Las reparaciones de vehículos representan un gasto que muchos usuarios encuentran difícil de asumir debido a su carácter inesperado. Según un estudio del comparador online acierto.com, cada automóvil, a lo largo de su vida útil, requiere un mantenimiento regular que, en promedio, tiene un valor aproximado de 9.900 euros, teniendo en cuenta todas las reparaciones y recambios indicados en el manual del fabricante. Sin embargo, es importante tener en cuenta que estos costos pueden variar dependiendo de varios factores, como la marca y modelo del vehículo, así como de los precios locales de los repuestos y servicios.

El pago fraccionado como tendencia global

En este contexto, el pago fraccionado se ha convertido en una tendencia en alza a nivel global. Según La Tribuna de Automoción, Research and Markets, proveedor líder de análisis de mercado indica en uno de sus informes que dividir los pagos en varios meses se ha convertido en una opción muy popular entre los usuarios en España. Se estima que, en 2023, los pagos fraccionados alcancen casi los 462,1 millones de euros.

Desde plazox explican que: “En situaciones en las que las reparaciones de vehículos se convierten en un gasto inesperado para los propietarios, esta alternativa se vuelve especialmente relevante. Al elegir este servicio, los conductores pueden afrontar esos gastos de manera más accesible, evitando desembolsos económicos significativos en un solo pago y aportando una mayor flexibilidad financiera. Por seguridad, las revisiones y reparaciones de tu automóvil no se pueden aplazar, pero sí su pago.”

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.