Finaliza el proceso de desmontaje de la  subestación eléctrica de Cascajos

En septiembre comenzarán los trabajos de soterramiento de la nueva subestación.

Hasta entonces, la unidad eléctrica móvil continuará prestando servicio.

El proceso de desmontaje de la subestación eléctrica del barrio de Cascajos finaliza tras seis semanas de trabajo de los operarios de Iberdrola y sin ningún  corte en el suministro eléctrico, tal y como se estipulaba en el convenio firmado entre la empresa y el Ayuntamiento de Logroño. 

Con el solar totalmente despejado y el terreno situado a cota cero, en septiembre  comenzará la obra de excavación para el soterramiento de la nueva subestación, que a  principios de 2024 estará ya en servicio y funcionando a pleno rendimiento. Hasta  entonces, la subestación eléctrica móvil provisional instalada el pasado mes de abril  continuará prestando servicio. 

Se trata de un proyecto de soterramiento completo, el equipamiento queda por debajo  del nivel de la calle Miguel Delibes, y solo serán visibles los edificios de acceso y las  chimeneas. La integración de edificios de carácter industrial y de infraestructuras en las  ciudades es no sólo conveniente si no necesario para mantener las prestaciones de  calidad de los servicios que requiere la actividad urbana.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.