El próximo Pleno plantea que las viviendas de uso turístico figuren como una opción más de alojamiento

El Ayuntamiento de Logroño abordará en el Pleno municipal ordinario de abril, que se celebrará el próximo jueves, 15 de abril, el proyecto de modificación puntual de las normas urbanísticas del Plan General Municipal, que permitirá que las viviendas de uso turístico figuren como una opción más de alojamiento en la ciudad, como actualmente son los hoteles y las pensiones.

La motivación de esta modificación no es regular la actividad de las viviendas de uso turístico (VUT), algo que ya se hace a través de la Ley 2/2001, de 31 de mayo, de Turismo de La Rioja, sino dar una respuesta a la necesidad de crear una normativa meramente urbanística para este tipo de alojamientos, de la que carecen actualmente las Normas Urbanísticas del Plan General de Logroño.

“En los últimos años estamos asistiendo a un cambio en el modelo de alojamientos turísticos y cada vez es más habitual la alternativa que suponen los apartamentos y las viviendas de este tipo, que ya representan casi el 50% de las plazas de alojamiento de la ciudad. En este escenario, tenemos un Plan General Municipal obsoleto, ya que esta modalidad de alojamientos turísticos no existía en Logroño en el momento de su redacción y en sus posteriores revisiones y en la adaptación a la legislación urbanística autonómica de 2002 no se contemplaba su uso”, ha señalado la concejala de Economía, Hacienda, Comercio y Turismo, Esmeralda Campos.

Esta modificación del Plan General Municipal se plantea para conseguir una distribución de este tipo de alojamientos turísticos más equilibrada en la ciudad. Para ello, se ubicarían en las plantas inferiores de los edificios residenciales de vivienda colectiva (algo que se haría extensivo a otros tipos de alojamientos turísticos que contaban con regulación urbanística, como por ejemplo las pensiones), además de permitir que se establezcan como cuerpo constructivo independiente, es decir, en un edificio completo.

De esta forma, la modificación plantea regular la implantación de este tipo de alojamientos turísticos, ubicándolos en plantas baja, entreplanta y primera de los edificios residenciales de vivienda colectiva, en la línea ya recogida en el Plan General Municipal para la ubicación de determinados usos concretos en edificios residenciales, como academias, oficinas comerciales, consultorios, etc.

Como se trata de una nueva regulación pero ya tenemos actividades en funcionamiento, tanto viviendas de uso turístico como pensiones, se establece un régimen transitorio para aquellas instalaciones previas a la aprobación inicial de esta modificación y se permitirán obras de reforma, mejora o conservación, aunque no ampliaciones.

“De este modo, esta modificación pretende también contribuir a la puesta en uso de plantas bajas y entreplantas de edificios que se encuentran vacías en muchos casos, con el deterioro que esto supone y su incidencia en la actividad e imagen urbanas”, ha añadido Esmeralda Campos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.