El Puente Mantible cuenta ya con la estructura provisional que permitirá la reconstrucción de la bóveda y el arco

Este proceso se llevará a cabo mediante anastilosis, es decir, creando un puzle con la piedra original recuperada en una posición similar a la de su momento de construcción, nuevos elementos pétreos de naturaleza similar y morteros de unión hidrofugantes para facilitar su conservación.

Una vez el arco quede levantado a su posición original, se procederá a su unión con los arranques que se mantendrán en pie mediante el relleno en capas de los mampuestos y su cubrimiento con piezas de piedra.

Finalmente, las juntas de la pila 2, el nuevo arco y el estribo de la margen derecha quedarán debidamente impermeabilizados mediante el uso de membranas de diferentes materiales o de materiales hidrofugantes.

Al margen de las labores de reconstrucción y rehabilitación, se continuará con el control arqueológico de toda la obra y diferentes excavaciones como la base y el extremo del estribo para conocer su estado de conservación y avanzar en el conocimiento de su cronología junto al análisis de los morteros profundos.

Se estima que los trabajos para recuperar los restos de este Bien de Interés Cultural, dirigidos por personal arqueólogo, concluyan a finales de marzo.

Los trabajos de consolidación y rehabilitación del Puente Mantible es uno de los proyectos estratégicos incluidos dentro de la Agenda Urbana de Logroño.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.