El TPV: el dispositivo que todo negocio debe tener

Tener un negocio requiere de mucha planificación y de buena tecnología. Desde que nace la idea hasta que se materializa es importante enfocar todos los esfuerzos en desarrollar un negocio que sea rentable y que ofrezca una gran variedad de beneficios para los clientes. Ya sea que el negocio o empresa que se quiera desarrollar sea de distribución, producción o bienes y servicios, necesitará de varios equipos tecnológicos que permitan llevar todos los procesos administrativos y de finanzas.

Gestiona las ventas de tu negocio con un TPV de segunda mano

Todos los negocios hoy en día deben contar con un dispositivo TPV (Terminal Punto de Venta), porque estos aparatos facilitan mucho los procesos administrativos de una empresa o negocio, como por ejemplo controlar el inventario y hacer los cobros con tarjetas de débito y de crédito, además de que permite imprimir los tickets o facturas fiscales que se le entregan al cliente luego de una compra.

Si bien algunos emprendedores por razones de presupuesto no pueden adquirir en sus inicios uno de estos dispositivos, resulta una excelente alternativa comprar un tpv segunda mano, porque son muchas las ventajas que tendrán desde el inicio de su negocio.

Un dispositivo TPV puede rastrear y registrar los pedidos de los clientes, además de que también puede conectarse con todos los sistemas de red que se tengan dentro del negocio. Los dispositivos tpv segunda mano son una buena alternativa porque facilitarán desde el principio el trabajo financiero de la  organización.

Ventajas de usar un TPV de segunda mano

El uso de este artículo cuando es adquirido de segunda mano presenta ciertas ventajas como:

  • Al haber sido usados, es más fácil localizar un TPV a bajo precio.
  • Aunque sean de segunda mano, lo más normal es que un TPV ofrezca todo tipo de prestaciones.
  • Es posible comprarlo a un negocio similar, por lo que las opciones de configuración serán más sencillas.

Entender qué es un TPV

Generalmente lo que se conoce como un TPV, es un dispositivo electrónico que contiene un datáfono, es decir, una línea de teléfono fija o inalámbrica, que alimenta un hardware y software, lo que a su vez genera la emisión o impresión de facturas, al mismo tiempo que garantiza la actualización continua del stock que se tenga en su base de datos.

Los Terminales Punto de Venta tienen también otras características que los hacen imprescindibles en cualquier negocio. Una de ellas es que aligera los cobros, la segunda característica es que permite una mayor seguridad y comodidad en los pagos porque no es necesario que el cliente tenga dinero en efectivo, y la tercera es que se pueden gestionar de una manera más fidedigna el uso de los recursos.

Diferentes alternativas para negocios diferentes

Gracias a los avances de la tecnología los TPV han sido modernizados y adecuados a las diferentes necesidades del mundo comercial. Hoy en día en el mercado hay mucha variedad de tamaños y modelos que perfectamente pueden suplir las necesidades de cualquier negocio, ya sea que se trate de un supermercado, tienda tradicional, un restaurante, una tienda de mascotas, deportes, etc.

Según sea el caso, hay tres modalidades principales de Terminales Punta de Venta, estas modalidades son: TPV físicos, TPV virtualesy el más moderno y reciente TPV Smartpay.

Los TPV físicos son la opción más común. Es la modalidad tradicional que está compuesta por varios elementos como un lector de código de barras, un cajón para el dinero en efectivo, un monitor táctil, una caja registradora de código de barras y la impresora de tickets. Estos TPV son de gran utilidad en el mercado se pueden adquirir de muchas maneras, en especial como tpv segunda mano.

Si se escoge comprar un tpv segunda mano para iniciar un negocio,  se adquirirá un producto de alto rendimiento que contribuirá de la manera más cómoda y segura en la gestión administrativa y financiera del negocio, además estos tpv segunda mano están disponibles en diferentes modelos de gran calidad y avanzada tecnología.

Con la instalación de un dispositivo tpv segunda mano, se conseguirá minimizar considerablemente el tiempo que se le dedica a las tareas más rutinarias de un negocio como etiquetar productos, gestionar los cambios a los clientes, cobrar y hacer el arqueo de caja al final de la jornada.

TPV Virtuales & Smartpay

Las organizaciones bancarias ofrecen otras alternativas de TPV, una de ellas son los dispositivos virtuales. Se trata de sistemas de pago online creados para que los clientes cancelen sus facturas a través de un portal web, siempre y cuando el negocio tenga una tienda en Internet. La otra modalidad más reciente de TPV es la llamada Smartpay, que no es otra cosa que una app (aplicación móvil), que facilita los pagos con tarjetas de débito y crédito independientemente del lugar en donde se esté.