¿En qué consiste la intuición en psicología y para qué sirve?

Publicidad

Según especialistas en psicología, casi todas las personas experimentan en algún momento de su vida una especie de razonamiento inconsciente que les impulsa a hacer algo, sin explicación de cómo o por qué. Este proceso es lo que se define como intuición y es considerada una cualidad innata del ser humano.

Durante años, el conocimiento intuitivo ha sido continuamente objeto de estudio científico y psicológico. De hecho, existen diversas ideas acerca de este tema, no obstante, un punto clave de la intuición es el papel que desempeña en la vida cotidiana de las personas.

Eva Gómez Coloma, psicóloga y coach, destaca la importancia de la intuición desde el ámbito psicológico. Además, explica para qué sirve esta habilidad en diferentes aspectos de la vida de una persona.

La intuición desde una perspectiva psicológica

La palabra intuición proviene del latín “intuito, intuitionis”, que hace referencia a tener la vista fija en un determinado objeto. En ese sentido, este término se asocia al conocimiento que llega a los individuos sin necesidad de un procesamiento consciente. Esto significa que solo basta fijarse o contemplar el punto de donde proviene la información.

En el ámbito de la psicología, la intuición es definida por expertos como una de las cinco formas de conocer el mundo. Se trata de la capacidad de captar realidades profundas de manera clara, inmediata y por encima del pensamiento racional, emociones o sensaciones. Por esta razón, al hablar de la intuición se hace referencia a las suprasensaciones que llegan a los sentidos sin que esta sea consciente. Estas se caracterizan por aportar información sobre el entorno o sobre la persona que la recibe y que pueden influir en la toma de decisiones. En este sentido, aunque a menudo se asocia con una sensación subjetiva, la intuición también puede basarse en información y experiencias previas almacenadas en el inconsciente. Es como si la mente procesara información en segundo plano y brindara respuestas instantáneas.

¿Para qué sirve la intuición en la vida de una persona?

Por lo general, la mayoría de los seres humanos se encuentran constantemente en un proceso de tomar decisiones, ya sea a nivel personal o profesional. Las personas se mueven constantemente y en cada movimiento aparecen elecciones que deben ser resueltas. La investigación en psicología ha arrojado luz sobre los procesos subyacentes de la intuición relacionados con estas elecciones. Se ha descubierto que el cerebro humano es capaz de procesar información de manera rápida e inconsciente, lo que permite a las personas tomar decisiones intuitivas. Además, se ha demostrado que la intuición puede mejorar con la práctica y la experiencia en un campo específico.

En ese sentido, los expertos en materia psicológica como Eva Gómez Coloma enfatizan en que esta capacidad contribuye a que los individuos puedan gestionar de manera adecuada la toma de decisiones y no consumir toda su energía en el proceso.

Asimismo, esta capacidad propicia que la toma de decisiones pueda llevarse a cabo de una forma rápida y adaptativa. Además, contribuye a desarrollar nuevas posibilidades, sean invenciones o descubrimientos. Por otra parte, es considerada un elemento clave en los procesos creativos, al mismo tiempo que permite a una persona reaccionar a estímulos de una forma más rápida y efectiva.

Sin embargo, la intuición no siempre es infalible y puede llevar a cometer errores. A veces, los sesgos y prejuicios pueden influir en la intuición, lo que lleva a las personas tomar decisiones incorrectas o no fundamentadas. Por lo tanto, es importante equilibrar la intuición con un pensamiento crítico y análisis cuidadoso. Ahí es necesario tomar consciencia de los propios sesgos, de qué manera se observa el mundo y de qué manera se enjuicia para poder enfrentar los desafíos de la vida con amplitud y flexibilidad.

Otra área de estudio relacionada con la intuición es la inteligencia emocional. La inteligencia emocional implica la capacidad de reconocer y comprender las emociones propias y ajenas, y utilizar esta información de manera efectiva. Se ha encontrado que las personas con una alta inteligencia emocional tienden a confiar más en su intuición y a tomar decisiones acertadas en situaciones emocionales.

En definitiva, la intuición resulta un elemento fundamental en la vida del individuo en cada una de las áreas donde se desenvuelve. Especialistas como Eva Gómez Coloma pueden ayudar a desarrollar y entrenar el pensamiento intuitivo y creativo de manera progresiva.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.