Entra en funcionamiento la comunidad energética renovable de Larriba de Cameros con una inversión de 133.715 euros

El sistema de paneles solares que abastecerá de electricidad a la comunidad energética de Larriba de Cameros se ha inaugurado hoy en esta aldea de Ajamil de Cameros que durante décadas ha vivido sin red eléctrica. El sistema de placas solares, aunque se encontraba cubierto por una liviana capa de nieve, ha comenzado a producir y distribuir los primeros kilowatios para los vecinos ribotes que ya están conectados al sistema.

Larriba de Cameros es así la segunda de las cuatro aldeas riojanas de la primera fase del programa para dotar de sistemas de autoabastecimiento eléctrico con energía renovables que promueve el Gobierno de La Rioja, a través de la Dirección General de Transición Energética y Cambio Climático para que poblaciones alejadas de la red de distribución puedan tener este servicio.

El consejero de Sostenibilidad, Transición Ecológica y Portavocía, Álex Dorado Nájera, el director general de Transición Energética y Cambio Climático, Iván Moya, el teniente de alcalde de Ajamil de Cameros, Eduardo García, y una veintena de vecinos ribotes han visitado la instalación eléctrica y celebrado la llegada de la luz a la Agrupación de Amigos de Larriba y los primeros hogares.

Según ha afirmado el consejero “la constitución de esta comunidad energética es un esfuerzo pionero a nivel nacional, para dotar a estas poblaciones de la calidad de vida y de servicios que necesitan para luchar contra la despoblación y dinamizar el mundo rural”. “Como estamos comprobando en Larriba, y hace unas semanas en Treguajantes, dotar a estas localidades de algo tan básico como es la luz eléctrica genera un interés creciente en estas aldeas por rehabilitar viviendas y puede ser un aliciente para crear pequeños negocios de ganadería, artesanía o turismo rural”, ha añadido.

A través del convenio entre la Consejería de Sostenibilidad, Transición Ecológica y Portavocía del Gobierno y el Ayuntamiento de Ajamil de Cameros, el Ejecutivo riojano aporta 105.715 euros, mientras que el consistorio camerano ha aportado la cantidad de 10.000 euros para la financiación del coste total. Los 12 hogares que se conectarán al sistema han aportado los 18.000 euros restantes para disfrutar del suministro eléctrico de forma gratuita, más allá de los costes de mantenimiento que asume la comunidad energética local la instalación.

En Larriba de Cameros se ha instalado una microred local compuesta por paneles solares Solarwatt de doble vidrio y 15 kilowatios de potencia, capaces de producir 20.000 kW/año de energía eléctrica para la comunidad, acompañados de inversores, baterías de litio de 50 kWh de acumulación y un grupo electrógeno de 80 kW para garantizar la continuidad del suministro, que se distribuye en red hasta las 12 viviendas que han solicitado conexión.

Una vez que el suministro eléctrico ha llegado a Larriba y Treguajantes, en los próximos días llegará a otras dos aldeas riojanas alejadas de la red eléctrica con la puesta en funcionamiento de sus correspondientes instalaciones fotovoltáicas en San Martín del Jubera y Santa Marina (Santa Engracia del Jubera).

Tal es el éxito de estas iniciativas que ya se ha puesto en marcha una segunda fase para dotar de suministro eléctrico a otras aldeas como Luezas (Soto en Cameros), El Collado (Santa Engracia del Jubera), con cuyos ayuntamientos pronto se firmarán los convenios para su instalación, Ambas Aguas (Muro de Aguas), o Zenzano (Lagunilla del Jubera).

Comunidades energéticas, pioneras en La Rioja

La Rioja cuenta con una amplia zona rural en la cabecera de nuestros valles que sufrió la despoblación de las décadas de los 60 y 70, y el posterior abandono de Ejecutivos anteriores. En este contexto, hay localidades y pedanías alejadas de la red que no cuentan con electricidad, por lo que, para el consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, “este sistema de comunidades energéticas aporta una solución medioambiental, social y financieramente sostenible”.

El Gobierno de Concha Andreu invierte este año 605.220 euros en promover este modelo de comunidades energéticas basado en compartir la gestión de una infraestructura de generación de energía eléctrica por parte de los vecinos. Para la selección de municipios, la Consejería de Sostenibilidad, Transición Ecológica y Portavocía, en coordinación y colaboración con los ayuntamientos, ha analizado aquellos núcleos con mayor población fija y flotante y ha valorado las localizaciones en las que el proyecto pudiera tener una mejor acogida, ya que se necesita un mínimo de 10 conexiones en cada aldea para que la comunidad energética sea viable técnicamente.

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.