Agricultura y Educación crean un Erasmus Rural para mostrar que los pueblos son «espacios llenos de oportunidades»

Con un presupuesto de 83.000 euros, el Erasmus Rural está destinado a estudiantes de grado, o máster, de la Universidad de La Rioja en cualquier disciplina

Las Consejerías de Agricultura y Educación, junto con la Universidad de La Rioja, han creado un Erasmus Rural con el que «atraer talento joven» a las zonas rurales y demostrar que los pueblos son «espacios llenos de oportunidades».

Con un presupuesto de 83.000 euros, el Erasmus Rural está destinado a estudiantes de grado, o máster, de la Universidad de La Rioja en cualquier disciplina.

El llamamiento, ahora mismo, desde la Unidad de Empleabilidad de la UR es doble para atraer a empresas, o entidades, de municipios de hasta 5.000 habitantes y estudiantes que deseen completar su formación académica trabajando.

Los consejeros de Agricultura, Eva Hita, y Educación, Pedro Uruñuela, han ofrecido hoy una rueda de prensa junto al rector de la Universidad de La Rioja, Juan Carlos Ayala, en la que Hita ha destacado la importancia de crear un «puente» entre la universidad y el mundo rural.

El objetivo es formar estudiantes en centros de trabajo de áreas rurales para sean contempladas como una opción personal y profesional. A la hora de desarrollar los pueblos, ha dicho la consejera, «qué mejor que hacerlo con los jóvenes».

En total, podrán participar quince jóvenes de distintas áreas y entre ocho y diez que irán destinados a la escuela rural, y es que, ha destacado Uruñuela, «una educación de calidad» es lo que puede atraer a las familias a iniciar un proyecto de vida en el mundo rural.

Se trata de una idea, ha contado el consejero, en la que Educación trabajaba «desde hace tiempo» bajo la intención de dar a conocer a los futuros maestros la escuela rural con la certeza de que quedarán cautivados de sus atractivos, como la atención personal a los alumnos.

Por tanto, el Erasmus Rural es, también, una «oportunidad ideal» para ir reforzando la escuela rural.

En este sentido, Ayala ha relatado su experiencia personal criándose en un pueblo: «Que nadie piense», ha dicho, «que las escuelas rurales tienen menos nivel, tienen el mismo y permiten disfrutar de otras ventajas como la cercaría del maestro».

Ayala se ha mostrado «convencido» de que los maestros que prueben la escuela rural «se van a quedar».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.