Evitar incidencias en las vacaciones de verano de la mano de la empresa Reclamación De Vuelos

Publicidad

España, Indonesia, Colombia, Egipto, Estados Unidos, Dinamarca… la lista de destinos deseados para este verano 2023 es interminable, probablemente el verano en el que más desplazamientos haya después de la pandemia y probablemente el verano con más destinos accesibles. Además, las aerolíneas se han esforzado por habilitar nuevas rutas y ofrecer buenos precios para que los españoles se puedan desplazar en verano.

Es difícil hacer estimaciones sobre desplazamientos previstos para este verano, sin embargo, se encuentra una línea creciente en las comparativas con los años anteriores. Según los datos de Aena, en el 2022 hubo un 85,52 % más de pasajeros frente al 2021 durante junio, julio y agosto, casi el doble.

Según datos de Hosteltur, se encuentra que las cifras de ocupación de esta Semana Santa 2023 han sido superiores incluso a las del 2019 (previo a la pandemia), con lo cual es razonable pensar que ese crecimiento se mantenga y, a pesar de la gran inflación, se superen las cifras incluso del 2019.

Infraestructura preparada para los desplazamientos de verano

De la misma forma que en años anteriores de cara al verano, toda la infraestructura deberá estar preparada para dar acogida a los millones de turistas que se esperarán en las principales capitales del mundo. Los hoteles son quienes más fácil lo tienen, teniendo en cuenta que las reservas se hacen con cierto margen de tiempo, en muchos casos meses. Ese margen les sirve para la planificación de personal de servicios y tener todo preparado. En el caso de la hostelería, suele ser más difícil, actualmente, hay cierto problema por parte de los hosteleros para encontrar personal de calidad para hacer frente a la demanda, sin embargo, para los meses de mayor volumen de trabajo, se suele contar con “extras” que deberían servir. Normalmente, tanto el sector hostelero como el hotelero suelen balancear las cifras de paro en el periodo estival a consecuencia de la alta demanda.

En el caso de los aeropuertos es posible que se den ciertas incidencias como ya ha pasado en otros momentos de operación salida. En muchas ocasiones se han visto colapsos en los controles de seguridad, acumulaciones de maletas perdidas y falta de personal para gestionar los aeropuertos. Es cierto que esto puede ocurrir, y por ello, siempre se recomienda tomar todas las medidas necesarias para anticiparse a posibles problemas. Por ejemplo, siempre es recomendable ir con al menos dos horas de margen previo al vuelo, además de mantener siempre a la vista el equipaje y tener las pertenencias y documentación al día y a mano.

Por otro lado, las aerolíneas encuentran grandes picos de actividad durante la época estival, al igual que en la hostelería suelen ampliar sus plantillas, pero no siempre es suficiente. Es posible que dependiendo de las rutas, el estado de los aviones y la planificación del propio aeropuerto, los vuelos sufran retrasos, cancelaciones, overbooking u ocasionen una pérdida de maleta. Se debe saber que si ocurre algo, la persona tendrá derecho a una indemnización.

Casos de reclamación de indemnización e importes

Se debe saber que si se sufre una incidencia aérea es muy posible que la persona tenga derecho a una indemnización que compense el perjuicio causado. Existen diferentes casos y hay que revisarlos de manera particular para tener cierta garantía, sin embargo, se pueden resumir en los siguientes.

En el caso de sufrir una cancelación, retraso de más de 3 horas u overbooking en los 14 días previos a la salida del vuelo, se podrá solicitar una indemnización en función de la distancia del vuelo. Esto queda recogido en el Reglamento Europeo 261/2004.

Menor de 1.500 km: 250 € por pasajero.

Entre 1.500 km y 3.500 km: 400 € por pasajero.

Más de 3.500 km: 600 € por pasajero.

Además, se podrá hacer una reclamación vuelo cancelado de todos los gastos ocasionados por no haber llegado al destino a tiempo, como hoteles, reservas u otros gastos. Cabe destacar que para las cancelaciones u overbooking, la aerolínea tiene la responsabilidad de que el cliente llegue a su destino.

Por ejemplo, si se quiere reclamar un vuelo cancelado el día antes de salir de Madrid a Caracas, sería posible conseguir 600 € por pasajero, además de una reubicación para finalmente llegar al destino, y si se tuvieran días de hotel no disfrutados en destino, se podrá pedir el reembolso.

Para el caso de las pérdidas de maletas, el Convenio de Montreal establece una indemnización de 67,33 €/día de maleta perdida, de manera que una vez pasados 21 días se da por perdida y se podría solicitar un máximo de 1.414 €. Si aparece la maleta no pasa nada, ya que realmente se paga por días privados de ella. Además, se podrá solicitar que se cubran los gastos ocasionados, ya que es posible que la persona haya tenido que ir a comprar ropa en el destino. Todo esto siempre que el coste de lo comprado sea razonable.

Cómo solicitar la indemnización por una incidencia aérea

Si sucede algo, es común que el afectado trate de reclamar; sin embargo, pocas reclamaciones de particulares llegan a resolverse. Esto ocurre porque lógicamente, a las propias aerolíneas no les interesa, y para ello, ponen trabas burocráticas y excusas. A pesar de esto, existen empresas como Reclamación De Vuelos, quienes resuelven este tipo de incidencias sin adelantos y cobrando simplemente una comisión. Gracias a sus servicios, miles de personas son capaces de recibir sus indemnizaciones sin tener que salir de sus casas.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.