Fibromialgia y andulación. Un enfoque innovador para el manejo del dolor y la calidad de vida

Publicidad

La fibromialgia es una enfermedad crónica que se caracteriza por el dolor musculoesquelético generalizado, fatiga, trastornos del sueño y dificultades cognitivas. Afecta a millones de personas en todo el mundo, en su mayoría mujeres.

A pesar de ser una afección común, su diagnóstico y tratamiento siguen siendo un desafío para los profesionales de la salud.

En los últimos años, se ha explorado una variedad de terapias complementarias y alternativas para ayudar a aliviar los síntomas de la fibromialgia, y uno de los enfoques prometedores es la andulación.

El diagnóstico de la fibromialgia puede ser complicado debido a la falta de pruebas de laboratorio específicas. Los médicos generalmente llegan al diagnóstico después de descartar otras condiciones médicas que podrían estar causando los síntomas del paciente. El tratamiento convencional de la fibromialgia se basa en una combinación de medicamentos, terapia física y cambios en el estilo de vida. Sin embargo, muchos pacientes no obtienen un alivio completo de los síntomas y continúan luchando con el dolor y la disminución de la calidad de vida.

¿Qué es la andulación?

La andulación es una terapia física no invasiva que combina vibraciones mecánicas de baja frecuencia, calor por infrarrojos y una postura ergonómica adecuada. Está diseñada para estimular los sistemas muscular, óseo y circulatorio del cuerpo, con el objetivo de aliviar el dolor, mejorar la circulación sanguínea y promover la relajación muscular. La terapia de andulación se puede aplicar mediante el uso de una camilla especializada equipada con tecnología de vibración y calor.

Beneficios de la andulación en la fibromialgia

La andulación ha demostrado ser beneficiosa en el manejo de los síntomas de la fibromialgia. Las vibraciones mecánicas de baja frecuencia ayudan a reducir la sensibilidad al dolor y promover la relajación muscular, lo que puede aliviar los dolores y molestias asociados con la fibromialgia. Además, el calor por infrarrojos mejora la circulación sanguínea y la oxigenación de los tejidos, lo que puede ayudar a reducir la inflamación y mejorar la calidad de vida de los pacientes que la padecen. La terapia de andulación también puede mejorar la calidad del sueño y reducir la fatiga en los pacientes con fibromialgia.

Existen numerosos estudios sobre la andulación en la fibromialgia, algunos estudios han mostrado resultados prometedores. Un estudio publicado en la revista Clinical and Experimental Rheumatology encontró que la terapia de andulación mejoraba significativamente los síntomas de la fibromialgia, incluido el dolor, la calidad del sueño y la fatiga. Otro estudio realizado en el Hospital Universitario de Ámsterdam mostró que la andulación reducía el dolor en pacientes con fibromialgia y mejoraba su bienestar general.

Conclusión

La fibromialgia es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. El manejo de sus síntomas puede ser desafiante, y muchas personas no obtienen un alivio completo con los tratamientos convencionales. En este contexto, la andulación emerge como un enfoque innovador para el manejo de la fibromialgia, al ofrecer una terapia física no invasiva que combina vibraciones mecánicas de baja frecuencia, calor por infrarrojos y una postura ergonómica adecuada. Si bien la investigación aún está en curso, la andulación ha mostrado beneficios prometedores en la reducción del dolor, la mejora de la calidad del sueño y la disminución de la fatiga en pacientes con fibromialgia.

En este marco, la empresa iXalud es la distribuidora de estos dispositivos en España, a la vez, acompañan al paciente con un seguimiento continuo por parte de fisioterapeutas especializados, con el fin de sacarle el máximo partido a esta terapia.

Publicidad

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.