Financian la colocación de la cúpula provisional en la iglesia de San Martín en Treguajantes

Los directores generales de Cultura, Ana Zabalegui, y de Calidad Ambiental y Recursos Hídricos, Rubén Esteban, han asistido esta mañana al acto señalado de colocación de la cúpula, uno de los momentos clave en la recuperación de un inmueble emblemático que está liderando la iniciativa ciudadana.

Los directores generales de Cultura, Ana Zabalegui, y de Calidad Ambiental y Recursos Hídricos, Rubén Esteban, han visitado esta mañana la localidad de Treguajantes para asistir a la fecha señalada de colocación de la nueva cúpula de protección provisional de la iglesia de San Martín, un emblema arquitectónico de los cameros riojanos que se encuentra en pleno proceso de recuperación a través de la acción ciudadana y la colaboración del Ejecutivo regional.

El Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Educación, Cultura, Deporte y Juventud, ha aportado un total de 45.781,20 euros en el proyecto de ejecución de esta cubierta de protección provisional de la iglesia de San Martín en Treguajantes, una aldea perteneciente a Soto en Cameros que en los últimos años un grupo de particulares ha comenzado a recuperar. Esta inversión abarca el 79,3% del presupuesto total del proyecto, que asciende a 57.702,54 euros, y se financia a través de la Orden de Ermitas que promueve la Dirección General de Cultura. Con esta actuación, el Gobierno de La Rioja se suma a la iniciativa ciudadana y social emprendida en los últimos años para la recuperación de este emblemático inmueble del entorno camerano.

La actuación de esta mañana, en la que también ha estado presente un grupo de vecinos de la zona, ha implicado un complejo trabajo técnico para la elevación y colocación de la cúpula, a través de una grúa. Ambos directores generales han valorado la culminación de “un momento clave para la recuperación de la iglesia de San Martín, en el que los auténticos protagonistas han sido y son los ciudadanos y ciudadanas, entre ellos muchas personas jóvenes, que están sacando, con su tenacidad a lo largo del tiempo, adelante este proyecto”.


Historia de la iglesia de San Martín

La iglesia de San Martín es un edificio barroco construido entre 1757 y 1767 bajo el patrocinio de Francisco Javier Sánchez Cabezón, obispo de Astorga, vecino en aquel tiempo de la localidad de Treguajantes y nombre propio responsable de las enormes dimensiones y majestuosidad del edificio, de una nave con crucero y cabecera rectangular, que sorprende al visitante. Abandonado desde hace décadas y en estado de ruina, la iniciativa particular ha trabajado en los últimos años en su recuperación, con diferentes intervenciones.

El Gobierno de La Rioja, a través de la subvención incluida en la Orden de Ermitas (la propietaria del inmueble es la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño), entra ahora en este proceso de rehabilitación apoyando una de las actuaciones de mayor complejidad, como es la cubierta de protección provisional, que a la vez se contemplaba como esencial para la continuidad del edificio y así evitar su deterioro.

Esta inversión responde también al interés regional por revitalizar el medio rural y sus infraestructuras, en este caso uno de los elementos del patrimonio riojano más carismáticos de la zona de los Cameros, y que se completa en el municipio con el convenio firmado el pasado mes de enero con la Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica para promover una comunidad energética renovable con la que se garantiza la cobertura de electricidad en la zona.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.